Principal

Alivia el dolor con estos remedios naturales

Time

4 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Alternativas naturales para calmar el dolor

  • Check
  • Cuál es la mejor opción, según el tipo de dolor que tienes

Todas las personas se enfrentan al dolor en algún momento de su vida. En cualquiera de sus manifestaciones, se trata de algo molesto y que afecta el bienestar de quien lo padece. Pero más allá de esto, puede ser el indicio de que algo no anda bien en el organismo, por lo que lo ideal es acudir con el médico para que descubra si ese dolor es el síntoma de algo más importante.

 

La mayoría de las veces, las personas no acuden al médico, a menos que su dolor sea muy intenso o constante. Por lo general, lo más fácil (aunque no lo mejor para la salud) es ir a la farmacia a comprar cualquier analgésico o antiinflamatorio de venta libre, como el ibuprofeno o el paracetamol.

 

Para evitar exponerte a los riesgos de la automedicación mientras acudes con el médico o si ya fuiste y te dijo que tu dolor no tiene que ver con nada grave, la mejor opción para aliviarlo es que recurras a la medicina alternativa, mediante los remedios naturales que cuentan con propiedades analgésicas y antiinflamatorias

 

A continuación, encuentra algunos remedios naturales que te ayudarán a calmar el dolor, los cuales han sido probados y comprobados por profesionales de la salud y estudios científicos.

 

1. Frío y calor

Ideal para: dolor muscular y articular, dolor de cólicos.

 

El calor es ideal para el dolor crónico, mientras que el frío es mejor para la inflamación o una lesión relativamente reciente. 

 

Esto se debe a que el calor aumenta el flujo de sangre al área dolorosa, lo cual relaja los músculos y las articulaciones, mientras que el frío contrae los vasos sanguíneos y así ayuda a adormecer el área dolorida. 

 

Si necesitas un tratamiento en frío, coloca una bolsa con hielo o un paño húmedo en la zona afectada; para calmar el dolor con ayuda del calor, usa una almohadilla o manta térmica. En ambos casos, colócalo durante 20 minutos.

 

2. Cúrcuma

Ideal para: cualquier tipo de inflamación, especialmente artritis.

 

La curcumina que contiene la cúrcuma es uno de los analgésicos naturales mejor investigados. Si bien aún se necesitan estudios a mayor escala para comprender completamente todos sus usos, se ha confirmado que ayuda a aliviar la inflamación y el dolor leve. 

 

En un estudio de 2016 se encontró que este suplemento fue eficaz para combatir el dolor muscular inducido por el ejercicio, y un estudio de 2012 lo encontró efectivo como parte del tratamiento para pacientes con artritis reumatoide. 

 

Para aprovechar sus beneficios no basta con incluir la cúrcuma como condimento en tus alimentos. Lo ideal es que la consumas en un suplemento que contenga 95% de curcuminoides y que respetes la dosis recomendada para evitar efectos secundarios. 

 

3. Árnica

Ideal para: moretones, hinchazón e inflamación.

 

El árnica es uno de los métodos homeopáticos y naturales más conocidos cuando de calmar el dolor se trata. Aunque la mayoría de la evidencia sobre su efectividad es anecdótica, si funciona para ti, no hay razón para descartarla. 

 

Generalmente viene en forma de ungüento, pero también puede tomarse como un suplemento oral. Sobre todo, es efectiva para ayudar a desaparecer los moretones y aliviar la hinchazón leve.

 

4. Extracto de corteza de sauce

Ideal para: dolor musculoesquelético y dolor de espalda.

 

Este extracto contiene ácido salicílico, lo cual hace que su composición química sea similar a los ingredientes activos de la aspirina y que brinde efectos parecidos, sin los efectos adversos del medicamento. 

 

Esta sustancia ha demostrado su eficacia en el tratamiento a largo plazo de los trastornos musculoesqueléticos, así como en el dolor de espalda, con y sin la ayuda de analgésicos de venta libre y otros medicamentos para el control del dolor. 

 

La corteza de sauce se comercializa en forma de píldora y es necesario que sigas las instrucciones de dosificación incluidas en el envase.

 

Al utilizar alternativas naturales evitas el riesgo de emplear medicamentos que, según la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés), pueden aumentar el riesgo de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular. 

 

Antes de comenzar a utilizar cualquier remedio para aliviar el dolor, lo ideal es que lo consultes con tu médico, en especial si te encuentras bajo un tratamiento, para saber si la alternativa natural que vas a emplear es la más adecuada para ti y si tiene o no alguna reacción con los medicamentos que tomas.

 

Con información de Sonima


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh