Principal

Salud visual en tiempos de diabetes

Time

5 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Problemas en la visión que aparecen con la diabetes

  • Check
  • Algunos problemas de visión pueden resolverse en la infancia

La vista es uno de los sentidos de mayor importancia para los seres humanos; es el que mayor información brinda, por lo que su importancia es máxima. Por lo tanto, padecer una enfermedad ocular puede resultar incapacitante.

 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que en el mundo hay mil 300 millones de personas con discapacidad visual, 36 de ellos con ceguera; sin embargo, más del 80% del total mundial de los casos de discapacidad visual se pudo evitar o curar.

 

El doctor Gabriel Antonio Sierra Acevedo, cirujano oftalmólogo, señala que entre los padecimientos que pueden tratarse y corregirse están la miopía, el astigmatismo y la hipermetropía: "estos padecimientos generalmente se corrigen con anteojos, pero los jóvenes y niños difícilmente saben qué es ver bien, por eso es importante acudir con un profesional para que los evalúe".

 

El especialista señala que es importante detectar cualquier padecimiento a una edad temprana para impedir que en la adolescencia se padezcan trastornos de la visión, lo que imposibilita que los niños se desarrollen adecuadamente. 

 

Otro foco de atención son los adolescentes: "existe una enfermedad común en ellos que se llama queratocono, que con frecuencia se acompaña de la enfermedad conjuntivitis alérgica"; en la Ciudad de México, se estima que casi 40% de la población la padece, y de ese porcentaje la mayoría de los casos se asocian con el queratocono.

 

El especialista explica que esta es la principal causa de trasplante de córnea en el mundo, "así que detectarlo en la adolescencia es básico". No se sabe con exactitud por qué ocurre en esta edad, pero se asocia con los cambios hormonales de la pubertad. Los signos de alerta son lagrimeo y ojo rojo, lo que provoca que se tallen los ojos.

 

El queratocono es una patología degenerativa de la córnea (la parte transparente de la cara anterior del ojo) que la lleva a una deformación como consecuencia de la alteración del colágeno, uno de sus principales componentes.

 

La salud visual y la diabetes

En los adultos la diabetes es causa de ceguera irreversible, principalmente en países de Latinoamérica. La Organización Mundial de la Salud calcula que una de cada 11 personas a nivel mundial padece diabetes y que en 2030 habrá 522 millones de personas con esta enfermedad. En México representa la segunda causa de muerte.

 

El doctor Sierra Acevedo indica que para evitar cualquier problema visual que pueda desencadenar diabetes, la prevención, el cuidado de la vista y la atención de un médico oftalmólogo son indispensables, para evitar la retinopatía diabética que es la principal causa de ceguera irreversible.

 

El especialista comenta que muchos de los pacientes acuden al médico cuando se presentan síntomas como pérdida de peso, palidez, frío, mucha orina y deshidratación aguda, "generalmente es cuando se detecta la diabetes, pero en realidad ya hubo 10 años de tener la enfermedad y ya se ha producido un daño importante a la retina". El doctor explica además que la retina es el único órgano del cuerpo donde se puede detectar y clasificar la severidad de la diabetes.

 

En los pacientes con diabetes, el primer síntoma de ceguera irreversible es la sequedad ocular. La diabetes se considera una neuropatía, porque afecta principalmente los nervios periféricos como los dedos de los pies o de las manos. Es común que en las extremidades se pierda sensibilidad, así que cualquier lesión es muy grave porque la poca irrigación que llega a esas partes incluso puede provocar la amputación.

 

La parte más inervada del cuerpo es la córnea, así que el mismo fénomeno ocurre en la superficia del ojo, el paciente pierde sensibilidad. El doctor explica:

El ojo tiene un reflejo autónomo que no controlamos, que cuando detecta que la superficie está seca automaticamente la glándula lagrimal produce más líquido para humectar. Con la enfermedad el mecanismo se altera, lo que conduce a una hiposecreción de lágrimas. El paciente no siente la resequedad ocular porque ya no hay sensibilidad en la zona; una persona normal siente ardor, comezón, pero no así una con diabetes.

 

Es indispensable acudir al oftalmólogo si se padece diabetes, pues derivado de esta visita se puede realizar un diagnóstico general del estado el cerebro, corazón y riñones, principales órganos afectados por la enfermedad.

 

La retinopatía diabética se da por el mal funcionamiento de los vasos sanguíneos: el paciente comienza a ver arañitas que aumentan de intensidad hasta que se pierde la visión. Esto es una etapa avanzada, pero es la etapa más común en la que la que se detecta por la falta de prevención y revisiones médicas.

 

Los mexicanos tienen una predisposición genética a padecer esta enfermedad, por lo que el doctor Sierra recomienda mantener un estilo de vida saludable. Es importante que cuando la persona es diagnosticada con diabetes se realice revisiones periódicas para prevenir la ceguera, pues muy probablemente, cuando la enfermedad se detecta ya está en el organismo desde hace varios años.

 

Visita a un profesional de la salud visual una vez al año en caso de no presentar molestias, cada 6 meses si presentas alguna enfermedad como miopía, astigmatismo o hipermetropía y cada 4 meses si presentas diabetes o glaucoma.


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh