Principal

Mitocondria: la central energética de tus células

Noviembre 26, 2020

Time

Menos de 3 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Cómo cuidar de tu salud mitocondrial

  • Check
  • Cómo proteger la salud de tus mitocondrias

Empeña tu auto sin tener que dejarlo

¿Sabías que tus células contienen generadores de energía? Éstos son conocidos como mitocondrias, y mantenerlas en perfecto estado determina la cantidad de ATP (trifosfato de adenosina) que pueden producir a partir de las calorías y oxígeno que consumes. Si la salud de tus mitocondrias no es óptima, tus células no podrán hacer bien su trabajo.

 

Si lo que quieres es tener un rendimiento alto, ya sea en el trabajo, en tu día o en el ejercicio físico, debes optimizar la salud de las mitocondrias, y las siguientes recomendaciones te pueden ayudar a lograrlo.

 

Haz ejercicio de alto rendimiento o HIIT

El entrenamiento a intervalos de alta intensidad (HIIT) es una estrategia que consiste en alternar breves intervalos de ejercicio intenso (mediante sprints, por ejemplo) con descansos de corta duración y repetir este ciclo de actividad-descanso hasta el agotamiento.

 

Cuida la calidad de tu descanso

Uno de los principales motivos que hacen que el sueño sea tan importante para la salud mitocondrial tiene que ver con el sistema linfático, lo cual fue descrito por primera vez en un informe de 2013 en la revista Science. El sueño reparador permite al cerebro eliminar los subproductos del pensamiento (desechos) y mantener las mitocondrias saludables.

 

Conexión con la tierra (earthing)

La conexión con la tierra (también conocida como earthing) es la práctica de tocar con la piel desnuda la tierra (hierba, tierra, pasto, arena, etcétera) para atraer electrones al cuerpo, con el fin de neutralizar los radicales libres y fomentar respuestas fisiológicas positivas.

 

Te puede interesar: Reconecta con la Tierra, equilibra tu energía y mejora tu salud

 

Consume proteína de buena calidad

Asegúrate de comer muchos alimentos con proteínas, como carne, pescado, nueces, semillas, frijoles, lentejas y huevos para apoyar a los aminoácidos (como el glutatión) que protegen a las mitocondrias. Puedes aumentar las proteínas por la mañana si añades un batido verde rico en proteínas.

 

Incluye antioxidantes en tu dieta

Dos antioxidantes, el ácido alfa-lipoico y la coenzima Q10, favorecen la energía y protegen a las mitocondrias y la "biogénesis" mitocondrial. La biogénesis es el proceso de renovación y aumento de las células mitocondriales. Cuantas más mitocondrias haya, menos se "sobrecargan" y más se gana con ellas. Todo esto fomenta una energía óptima.

 

Te puede interesar: Glutatión: el antioxidante más poderoso

 

No olvides las grasas saludables

También son "combustible" para las mitocondrias, así que asegúrate de aumentar el consumo de pescado graso, aguacates, aceite de coco, aceite de oliva o aceite de linaza. Las grasas saludables también protegen a las mitocondrias, al proporcionar un apoyo antinflamatorio.


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh