Principal

¡Cuidado con las bebidas energéticas! Pueden ser muy peligrosas

Time

Menos de 6 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Razones para evitar o reducir el consumo de bebidas energéticas

  • Check
  • Problemas de salud que pueden ocasionar este tipo de bebidas

Las bebidas energéticas se popularizaron en la década de los 90 y actualmente existe una amplia variedad de marcas, presentaciones y sabores. A ellas recurren quienes quieren reponerse tras una desvelada, quienes necesitan un subidón de energía para sobrellevar las largas jornadas laborales o de estudio, o quienes simplemente buscan rendir más para lograr terminar con sus múltiples actividades y pendientes. 

 

Sin embargo, aunque suene muy bien que exista una bebida que te dé energía y te ayude a rendir más en el día a día, la realidad es que estos productos pueden resultar perjudiciales para la salud, sobre todo si los consumes constantemente. 

 

De acuerdo con la doctora Rula Hajj-Ali, estas bebidas contienen megadosis de cafeína que, a veces, se combina con otros estimulantes. “Algunas personas que las consumen ingresan al hospital con accidentes cerebrovasculares o hemorragias cerebrales graves. Generalmente se trata de personas jóvenes y sanas, de entre 30 y 40 años”, advierte la especialista.

 

¿Por qué las bebidas energéticas causan RCVS?

La condición que puede desencadenar un accidente cerebrovascular después de ingerir una bebida energética es el síndrome de vasoconstricción cerebral reversible o RCVS, por sus siglas en inglés. Este repentino espasmo de los vasos sanguíneos del cerebro puede restringir su suministro de sangre o causar una hemorragia.

 

Hajj-Ali dice que algunas personas tienen un derrame cerebral y nunca se recuperan, mientras que en casos muy raros incluso puede causar la muerte.

 

"El síntoma más importante de RCVS es un fuerte dolor de cabeza, el peor que jamás hayas sentido en tu vida. Además, viene con mucha intensidad, en cuestión de minutos", señala Hajj-Ali.

 

Otros síntomas pueden incluir hormigueo y entumecimiento en diferentes partes del cuerpo, así como convulsiones.

 

Los expertos no están seguros de por qué las bebidas energéticas desencadenan RCVS. “Algunas personas que han consumido bebidas energéticas durante algún tiempo se vuelven más sensibles a ellas a medida que pasa el tiempo. Mientras que otros son muy sensibles y pueden desarrollar RCVS desde la primera vez que las toman”, dice Hajj-Ali. Desafortunadamente, no hay forma de predecir quién desarrollará RCVS y quién no. 

Lo que se sabe es que este tipo de bebidas pueden causar ansiedad, presión arterial alta y palpitaciones del corazón, así como intoxicación y abstinencia de cafeína en los más jóvenes. Además, las mega dosis de cafeína a largo plazo no son buenas para el cerebro, dice la experta.

 

Mezclar bebidas energizantes con alcohol puede ser incluso más problemático. Las bebidas energizantes pueden mitigar la sensación de intoxicación, lo cual puede dar lugar a un consumo excesivo de alcohol y a complicaciones relacionadas con su ingesta.

 

Además de las bebidas energéticas, los medicamentos que contraen los vasos sanguíneos pueden desencadenar RCVS. El mayor culpable es descongestionante nasal.

 

Las causas menos comunes de RCVS incluyen altas dosis de antidepresivos de la clase de ISRS (inhibidor selectivo de la recaptación de serotonina), medicamentos para la migraña, parches de nicotina y ginseng. Y este problema también se encuentra entre los que pueden ser causados por el consumo de drogas.

 

¿Cuál es la alternativa saludable?

Hajj-Ali dice que la mejor manera para combatir la fatiga y el cansancio no son las bebidas energéticas, sino el sueño y el descanso. Así que lo ideal es que procures no desvelarte, dormir las 8 horas recomendadas y mantener una rutina nocturna que te ayude a tener un descanso reparador.

 

Otras actividades que te pueden ayudar a incrementar tu energía y mantenerla a lo largo de día son: 

 

Hacer ejercicio por las mañanas. La actividad física propicia la liberación de endorfinas, que mejoran el ánimo y te hacen sentir con más ganas de realizar tus actividades diarias. No necesitas inscribirte a un gimnasio ni hacer algo extenuante, basta con que salgas a correr o caminar al menos 30 minutos.

 

Meditación. No necesitas ser un experto para hacerlo. Basta con que te tomes 10 minutos para permanecer quieto y en silencio, mientras dejas de lado cualquier pensamiento que se relacione con el trabajo, el dinero, la pareja o las tareas domésticas, para concentrarte en tu cuerpo y tu respiración.

 

Una alimentación saludable. El alimento es el combustible de tu cuerpo, así que es importante que le des lo mejor para que se mantenga lleno de energía. Haz el esfuerzo y levántate unos 30 minutos antes para que te dé tiempo de preparar y disfrutar un desayuno nutritivo que incluya frutas y cereales.

 

Mantente en movimiento. Si tu trabajo implica que pases varias horas sentado, puedes levantarte 5 minutos cada hora y salir a caminar un poco, ya sea dentro del mismo edificio donde está tu oficina, o de preferencia a dar una vuelta en la calle. Al activar la circulación de la sangre saldrás del letargo y tendrás más energía.

 

Disfruta de la música. Musicaliza tu día con las canciones y melidías que sabes que te ponen de buen humor y que te animan a mantenerte despierto y activo. 

 

Para la mayoría de las personas, las bebidas energizantes no deben dar problemas si se consumen sólo ocasionalmente, el problema viene cuando su ingesta se vuelve algo constante, pues hay quienes incluso las toman diario. 

 

Para algunos grupos de personas, como niños, adolescentes, embarazadas y mujeres en etapa de lactancia, no se recomiendan las bebidas energizantes y lo ideal es que las eviten. 

 

Al respecto, lo recomendable para un adulto es consumir menos de 400 miligramos de cafeína al día, mientras que la American Academy of Pediatrics recomienda que los adolescentes no consuman más de 100 miligramos por día, y en el caso de los niños lo mejor es evitarla.

 

Si tienes una enfermedad cardiovascular, antes de tomar bebidas energizantes pregunta a tu médico si pueden generarte complicaciones.

 

Con información de Cleveland Clinic, Mayo Clinic y Mejor con salud


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh