Principal

5 principales beneficios de la marihuana terapéutica

Time

Menos de 5 minutos de lectura

No es necesario hacer mención de todos los mitos y prejuicios que hay alrededor de la marihuana. A fin de cuentas, es una droga muy común (quizá la más común), cuyo uso recreativo es todavía ilegal en la mayoría de los países del mundo. Existen varios argumentos en contra de su legalización. Los tres más poderosos son los siguientes:

 

1) El abuso en el consumo de marihuana puede ocasionar trastornos psicológicos irreversibles, que tienen que ver con la retención de información y memoria, hasta psicosis. 

 

2) La marihuana puede ser una droga de entrada a sustancias más fuertes. Las estadísticas muestran una tendencia a que los consumidores de marihuana eventualmente elijan otras sustancias más fuertes (y peligrosas), de manera recreativa.

 

3) Con el paso del tiempo, las técnicas de cultivo han sido modificadas para que la marihuana contenga más cantidades de THC (tetrahidrocannabinol), la sustancia que produce los efectos propios de la marihuana como relajación y, en dosis muy altas, alucinaciones. Y por ende, menores cantidades de CBD (cannabidiol), también presente en la planta, que regula y aminora el efecto del THC. Parece que se ha vuelto necesario tener un producto mucho más efectivo incluso en dosis pequeñas.

Lo anterior implica que su consumo se vuelva más riesgoso para la salud. Dos factores intervienen aquí: la dependencia que generan los consumidores a la sustancia, y la prohibición del consumo que orilla a los productores a potenciar la droga que logra circular en el mercado.

 

Sin embargo, es necesario reconocer que la legalización podría resolver los problemas de seguridad por una sencilla razón: legalizarla significaría regularla y controlarla, y esa regulación caería en manos de los gobiernos e instituciones de salud, en vez de en los cárteles del narcotráfico.

 

En lo que se resuelve el problema, en algunos lugares su uso medicinal sí está regulado y permitido, pues las propiedades de esta planta han sido científicamente comprobadas desde hace ya varios años, pese a la reticencia de muchas personas, médicos incluidos. Aquí puedes conocer las cinco propiedades medicinales más representativas:

 

1) Reduce espasmos musculares. La marihuana es un relajante natural. Sus efectos abarcan todo el sistema nervioso y muscular y es utilizada para tratar las consecuencias motrices que acarrean la epilepsia y la esclerosis múltiple, por ejemplo. La marihuana también reduce los cuadros convulsivos de las personas con algún trastorno neurodegenerativo, y es recetada para tratar los dolores ocasionados por la artritis en las personas mayores.

 

2) Disminuye síntomas de enfermedades crónicas. La marihuana también inhibe el dolor. Muchas enfermedades crónicas y degenerativas tienen como consecuencia el dolor y problemas motrices, y esta planta resulta un excelente analgésico. También es recetada para contrarrestar los efectos de la quimioterapia en personas que se encuentran en dicho tratamiento. Diversas investigaciones médicas sugieren que la marihuana produce una disminución en la velocidad con que las células cancerígenas hacen metástasis.

 

3) En dosis pequeñas, reduce la ansiedad. Al tratarse de un calmante y analgésico, esta planta es capaz de reducir las consecuencias del trastorno de ansiedad cuando se consume en pequeñas dosis (pues elevar la cantidad puede resultar en el efecto totalmente contrario, así que es muy importante cuidar el consumo en estos casos particulares). La marihuana es una gran aliada de las personas con problemas nerviosos y desórdenes del sueño como el insomnio. Asimismo, se ha comprobado que reduce la aparición de pesadillas.

 

4) Es recetada para el síndrome de abstinencia. Cuando algún individuo ha sido consumidor de alcohol, tabaco o drogas mucho más duras y está en proceso de rehabilitación, la marihuana se utiliza para disminuir los síntomas del síndrome de abstinencia que conlleva dejar otras sustancias. Debido a que la posible dependencia a la marihuana es más psicológica que física, no se corre un riesgo concreto de generar adicción, siempre y cuando sea bajo un tratamiento.

 

5) Se usa para tratar el glaucoma. La marihuana reduce considerablemente la presión intraocular en las personas con niveles de presión ordinaria; por eso mismo, es común que durante el tratamiento del glaucoma, se recete el consumo de esta planta para reducir el riesgo de ceguera ocasionada por la presión en el nervio óptico.

 

Mientras se resuelve el conflicto de su legalización con fines recreativos, esta información debería bastar para detener la satanización en su contra. Es importante reconocer que el verdadero problema de la marihuana reside en las formas de consumo pero sobre todo en las dinámicas de cultivo y mercado que involucran tantos problemas políticos, sociales y de seguridad. La planta en sí no tiene la responsabilidad, sino las dinámicas de su cultivo, distribución y consumo. Es urgente una regulación clara al respecto.

 

¿Tú qué opinas? Aquí hay un video que trata algunos de los puntos anteriores. Puedes activar subtítulos en español, así que míralo completo y comparte tu opinión en los comentarios.

 


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh