Ante los cambios que estamos enfrentando nos interesa saber tu opinión, ayúdanos a mejorar nuestro contenido.

Principal

¿Sudor bajo tu cubrebocas? Sigue estos consejos para combatirlo

Junio 29, 2020


Time

Menos de 4 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Cómo combatir el calor bajo tu cubrebocas

El verano llegó y con él las temperaturas aumentan durante el día y la noche. Así que algo que seguramente experimentas con este clima es el terrible calor que se guarda bajo tu cubrebocas cuando estás en la calle o incluso en algún lugar cerrado

 

Si ya es algo molesto traer el cubrebocas debido a la irritación en la parte trasera de las orejas o porque tus anteojos se empañan al respirar, que además aguantes la temperatura debajo de la tela puede convertirse en una pesadilla, y como debes continuar con tu vida sin bajar la guardia, estos consejos serán de mucha ayuda para sentirte más cómodo con el uso del cubrebocas en tu día a día. 

 

1. Elige la tela adecuada

En ocasiones anteriores, en Harmonía se ha recomendado que uses cubrebocas reutilizables para aminorar el impacto ambiental y también para cuidar tu bolsillo. Así que si estás en busca de un buen cubrebocas, siempre pregunta de qué tela es y, sobre todo, cuántas capas tiene.

 

Lo ideal es que tenga tres capas de tela para proteger adecuadamente, pues con más de tres puede causar complicaciones tanto en la respiración como en cuanto al calor y sudor de tu cara. Si te es posible, busca que los cubrebocas siempre sean de algodón; incluso, tú mismo puedes hacerlos a partir de blusas o playeras que ya no uses. Y recuerda lavarlos diariamente.

 

2. Mantente seco

El algodón atrapa menos aire y humedad que los cubrebocas médicos e industriales estándar y es más absorbente, pero si se humedece debido a la respiración y la sudoración puede ser menos efectivo para filtrar partículas respiratorias, sin mencionar que es incómodo y puede provocar erupciones en tu piel.

 

Por ello, trata de mantenerte siempre en lugares ventilados y si te encuentras en la calle, intenta darte descansos en la sombra para no sudar tanto ni sufrir un choque de calor. 

 

3. Verifica las horas de calor

Algo muy simple es identificar las horas en las que hace más calor y evitarlas. Otra opción es portar una sombrilla que evite que el sol te pegue directamente y así no habrá tanta humedad bajo tu cubrebocas. Si tienes la oportunidad de comprar un miniventilador portátil, hazlo, hay algunos que se cargan por cable USB y puedes llevarlos a todos lados. Aquí hay uno muy útil.

 

4. Opta por no maquillarte

Si no es sumamente necesario, sáltate el maquillaje, pues el calor y la transpiración mezclados con maquillaje o productos grasos para el cuidado de la piel crean un lío debajo del cubrebocas. "No tienes la capacidad de evaporar el sudor cuando tienes puesto el cubrebocas. Todo se sienta allí y se acumula", dice Carrie Kovarik, profesora de dermatología.

 

Además, piensa que la mitad de tu cara permanecerá cubierta todo el tiempo que te encuentres en público, así que puedes optar por usar sólo un poco de rímel en tus pestañas, y evita las bases, el polvo y demás productos en tu cara.

 

5. Siempre trae un repuesto

Si no puedes evitar que tu cubrebocas se ensucie o humedezca, lo mejor es cambiarlo por otro. Después, cuando llegues a tu casa lava ambos cubrebocas para que recuperen sus funciones de protección. Recuerda que si un cubrebocas está mojado o húmedo es más probable que pesque las partículas del virus y éstas se alojen ahí.