Ante los cambios que estamos enfrentando nos interesa saber tu opinión, ayúdanos a mejorar nuestro contenido.

Principal

Sé compasivo contigo mismo durante las etapas de crisis

Abril 11, 2020


Time

5 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Consejos para ser autocompasivo y lidiar mejor con la crisis

Durante los días que ha durado la cuarentena ocasionada por la COVID-19 las redes sociales se han llenado de todo tipo de mensajes, muchos de los cuales te pueden llegar a hacer sentir presionado y abrumado por pensar que no aprovechas este tiempo de la forma en que se supone que deberías hacerlo. 

 

Pero la verdad es que no debes preocuparte, estresarte ni abrumarte, porque no se trata de tiempo libre, no son vacaciones, es una crisis mundial que no sólo ha afectado la salud y la economía sino también las emociones y los estados mentales, y cada quien tiene una forma distinta de lidiar con ello. 

 

Así que no te sientas mal si no has hecho ningún curso en línea, si no has leído tus libros pendientes, si no has ordenado y limpiado cada rincón de tu casa, si no haces ejercicio diariamente, o si no haces todas las cosas que los demás dicen hacer o que deberías hacer. 

 

Cada quien sobrevive estos momentos de la mejor manera que puede y ante la situación que se vive lo más importante es que estés y te sientas bien, que tú y los tuyos se mantengan seguros, y que cada uno haga lo que sea mejor para mantener su bienestar físico, mental y emocional.

 

Al respecto, Elizabeth Gilbert, autora de la reconocida novela Comer, rezar, amar, dio una conferencia en TED sobre cómo lidiar con la mezcla de emociones traídas por la pandemia para mantener la calma, no sentirte abrumado y, sobre todo, para ser compasivo contigo mismo, para no exigirte de más ni juzgarte, para aprender a fluir con la situación actual y con el torbellino de emociones que trae consigo.

 

En pocas palabras, los siguientes puntos resumen las recomendaciones de Gilbert sobre cómo lidiar con el aislamiento, la ansiedad y el dolor durante estos tiempos de incertidumbre.

 

Compasión y comprensión

Además de mostrar estas virtudes hacia los demás, es importante que las tengas contigo mismo, ya que esto te ayudará a lidiar con la ansiedad y el miedo durante este tiempo. No te sientas mal ni avergonzado por las emociones que el aislamiento y la pandemia hacen surgir en ti; mejor reconócelas sin juzgarlas, acéptalas y busca la manera de externarlas para dejarlas fluir.

 

Para eso, puedes hablar con un ser querido sobre tu sentir, escribirlo, meditar o simplemente darte un momento de paz y quietud para reflexionar sobre tus emociones, para respirar y recuperar la calma. 

 

Abraza tu soledad

Aunque muchas personas se encuentran aisladas en compañía de su familia, pareja o amigos con los que viven, muchos otros están solos, quizá con la compañía de una mascota, pero en muchos casos, ni siquiera eso. Para esas personas es para las que todo esto puede resultar más difícil, pues sí o sí deben estar de tiempo completo consigo mismos y eso es todo un reto.

 

De acuerdo con Gilbert, "la persona más difícil con la que estar eres tú mismo", pero a pesar de ello, ella alienta a la gente a mirar los aspectos positivos de pasar tiempo a solas. "No tengas tanta prisa por alejarte de una experiencia que podría transformar tu vida", dice. Este puede ser un buen momento para la introspección, para conocerte mejor y saber qué es lo que quieres y necesitas para estar bien y para vivir mejor cuando esto pase.

 

No te aisles emocionalmente

Recuerda que estar en aislamiento no significa alejarse emocionalmente de los demás, así que toma el teléfono o usa las redes sociales y los servicios de mensajería para mantener el contacto con esas personas que son importantes para ti y cuya compañía, aun a la distancia, te hace bien.

 

Aprovecha que las emociones de todos están a flor de piel y hazles saber a las demás personas lo importantes que son para ti, lo mucho que las quieres y lo bien que te hace hablar con ellas. Además de que esto será benéfico para ti, seguro a más de uno le robarás una sonrisa y tus palabras le resultarán reconfortantes en estos momentos difíciles.

 

Confía en que esto pasará

Si bien es común y muy normal tener ansiedad y pánico sobre futuros imaginados, también es necesario darte permiso para tener esperanza. Piensa que esto es temporal y aunque todo sea incierto, va a pasar, volverás a tu vida normal pero con una nueva visión del mundo, de ti mismo y de tus prioridades.

 

Haz lo que te haga bien

Para volver al punto inicial, si bien muchos sostienen que este es el mejor momento para invertir en sus pasiones y proyectos creativos, Gilbert señala que ahora es realmente el momento de satisfacer tus curiosidades, en lugar de enfrentar la presión de seguir una pasión o un propósito. 

 

"Si no puedes pensar en qué hacer en este momento, haz lo que te hizo feliz cuando tenías 10 años", dice al referirse a todo tipo de actividades, ya sea dibujar, colorear, jugar juegos de mesa… en fin, lo que sea que te haga feliz en estos momentos, sin importar si es o no algo “productivo” o que los demás alabarán; con que te haga bien a ti es más que suficiente.