Marlboro dejará los cigarros para ofrecer productos libres de humo

Harmonía / 2018-04-11

Philip Morris International (PMI), compañía líder en la industria tabacalera y dueña de reconocidas marcas de cigarros como Marlboro (la más vendida en México) y Chesterfield (antes Delicados, la tercera preferida por los mexicanos), anuncia sus planes para dejar de producir cigarros en todo el mundo, con el objetivo de centrarse en la producción de productos libres de humo.

Este proyecto a largo plazo fue dado a conocer por Gonzalo Salafranca, director de asuntos corporativos de PMI, en entrevista con Forbes México, quien explica que la compañía se compromete a “un día” dejar de vender cigarros para dedicarse a comercializar productos sin humo, es decir, que no requieren de la combustión. 

 

El directivo agrega que esta decisión surge debido al consenso existente acerca de que el humo que se genera por la combustión del tabaco es la principal causa de las enfermedades asociadas con él hábito de fumar, aunque aclara que para evitar totalmente los riesgos la única solución es dejar completamente ese hábito.

 

Entre los productos libres de humo que la compañía considera ofrecer en el futuro destaca el llamado IQOS, que es un dispositivo electrónico que calienta una mezcla de tabaco sin generar combustión. Así, los componentes químicos cancerígenos que están presentes en el humo se reducen entre un 90% y 95%.

Adicionalmente, la compañía informó el mes pasado que la fábrica de su afiliada griega Papastratos en Aspropyrgos, Grecia, cesó la producción de cigarros para únicamente producir Heets, que son las unidades de tabaco utilizadas con IQOS. 

 

Este sistema de calentado de tabaco ya está presente en 38 países y regiones, como Japón, Corea, España, Italia, la Unión Europea, Canadá y Colombia, donde lo usan casi 5 millones de personas. El objetivo es que para el 2025, alrededor del 30% del volumen total del producto que producen provenga de esta nueva categoría en todo el mundo.

 

Para alcanzar ese objetivo, Salafranca explica que 350 científicos ya trabajan en Suiza como parte de un plan a 10 años, tanto en la elaboración de los nuevos productos libres de humo como en el reacondicionamiento de las plantas dedicadas a la fabricación de cigarros tradicionales.

Te podría interesar: