Nuestro hábitos, sus hábitos (o el niño con la cajita feliz)

Ceci Bandera / 2016-09-01

El fin de semana fui a comer a un restaurante italiano, en la mesa junto a mi estaba una familia. Los papas estaban comiendo algo rico, parecía que estaban compartiendo una ensalada y alguna cosa más; mientras, su hijo, comía de una famosa “cajita feliz”. Me impactó muchísimo, ¿por qué traerle comida rápida cuando estas en un restaurante? No se trata de juzgar a nadie, me hizo reflexionar sobre las necesidades que creamos en nuestros hijos.

 

Hay niños más melindrosos que otros, eso seguro. Pero nosotros como papas, podemos influir positiva (o negativamente) en su nutrición. De dónde sacamos que los niños tienen que comer "diferente", sobre todo cuando diferente se refiere a algo mucho menos nutritivo e incluso dañino. ¿Se han fijado que la mayoría de los "menús infantiles" están llenos de comidas procesadas y de muy bajo valor nutrimental? Por qué no confiar en que nuestros hijos son capaces de disfrutar una buena comida nutritiva en lugar de fomentarles el gusto por la comida chatarra.

 

Así que la regla de oro sería:

 

Compra comida que quieras que coman tus hijos, o visto de otra forma, no les compres nada que no quieres que coman (como la cajita feliz).

 

En casa de los abuelos, en las fiestas, en las celebraciones especiales hay que asumir felizmente la pérdida y pensar que es más importante la convivencia que la comida. No se trata de volvernos los policías de nuestros hijos ni de negarles por completo la comida chatarra, pero esas deberán ser excepciones, si estamos formando hábitos, éstos se crean a base de repeticiones, por eso es tan importante ser consistentes: comer comida hecha en casa, incluir siempre  verduras y frutas, dejarlos ayudar en la cocina, planear junto con ellos los menús y hacer de la hora de la comida un momento de convivencia feliz nos van a ayudar a forjar estos hábitos. Y, de paso, ayuda también a reforzar los nuestros.

 

No parece tan difícil, ¿no?

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Te podría interesar

Te podría interesar