4 excelentes razones para que los niños tomen leche

Harmonía / 2016-07-16

La leche provee a las mujeres embarazadas de los beneficios de una ingesta adecuada de vitamina D, calcio y proteínas, pero sus beneficios no terminan cuando el bebé nace. A pesar de que no se recomienda dar leche de vaca a los bebés hasta después de los 12 meses, a partir de los 2 años se recomienda que los niños ingieran diariamente alrededor de 2 tazas de leche. De acuerdo a la Academia Americana de Pediatría lo mejor es dar leche entera a los niños de 2 años, a menos de que estén ganando peso demasiado rápido. De ser así , lo mejor sería sustituirla por una leche baja en grasa. A esta edad los beneficios de consumir leche incluyen:

 

1. Huesos fuertes. 

La leche y otros productos derivados son la mejor fuente de calcio, un mineral esencial para el desarrollo de los huesos. Por otro lado la vitamina D que contiene ayuda a la absorción del calcio Una ingesta apropiada de este es uno de los factores en la fuerza de los huesos, otros son la información genética y la actividad física, de tal manera que consumir suficiente leche puede ayudar a un desarrollo apropiado de peso y talla.  Además de prevenir enfermedades como el raquitismo, caracterizado por deformaciones en los huesos debido a la ausencia de una alimentación apropiada. 

 

2. Dientes sanos.

Hacer que sus pequeños consuman más leche puede contribuir a su salud dental, pues la leche protege el esmalte que recubre los dientes de las substancias ácidas.  Además de proporcionar energía y nutrientes, beber leche puede reducir el consumo de refrescos y otras bebidas azucaradas previniendo la formación de caries. 

 

3. Buena nutrición.

La leche es un alimento muy completo, contiene carbohidratos y grasas necesarias para dar energía a los bebés en un momento crítico de su desarrollo.  Las vitaminas y minerales contribuyen a su estado general de salud, las grasas son necesarias para que los pequeños tengan un desarrollo neurológico apropiado, los carbohidratos les aportan energía y las proteínas contribuyen al desarrollo de sus tejidos y los procesos de regeneración celular. 

 

4. Hidratación

El ejercicio sin duda es crucial para el desarrollo apropiado de las habilidades motoras de los niños, además de tener otros beneficios cognitivos y emocionales asociados al juego. En general se recomienda que los niños tengan de 60 a 120 minutos de actividad al día. Pero algo importante que no debemos perder de vista es que los niños, al igual que los adultos, necesitan recuperarse después del ejercicio y la leche es excelente para esto. Ya que por un lado los rehidrata y por el otro, no es simplemente agua, también tiene las proteínas, carbohidratos y minerales que su organismo necesita después de la actividad física.  Una excelente opción en este sentido que gusta a casi todos los niños y vale la pena probar es la leche con chocolate. 

 

Los padres siempre desean lo mejor para los hijos y a veces cuidar de su salud es tan sencillo como incluir los elementos adecuados en su alimentación. Esto con frecuencia es el resultado de una exploración conjunta entre los padres y los hijos para encontrar el equilibrio alimenticio que requieren. Como todo proceso, lo mejor es tomarlo paso a paso, prestar atención a sus reacciones y utilizar la información sobre nutrición disponible para tomar mejores decisiones. 

 

Con información de El Universal y Nutrición Activa.

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: