Soy intolerante a la lactosa, ¿debo dejar de consumir lácteos?

Harmonía / 2016-03-22

La llamada intolerancia a la lactosa se debe una deficiencia de lactasa, la enzima que nos permite digerir la lactosa, el azúcar que contienen los productos lácteos. Muchas personas con este padecimiento creen que deben dejar de consumir todos los productos lácteos: leche, queso, mantequilla, yogurt, crema, etc. Sin embargo, esto no es necesariamente cierto, antes de tomar esa decisión aquí hay unos puntos que te conviene considerar:

 

  • No todos los productos lácteos tienen la misma cantidad de lactosa, así que no es necesario eliminarlos todos.
  • La intolerancia a este azúcar varía de persona a persona, por ejemplo, hay quienes pueden digerir la lactosa mientras se consuma con moderación, una porción de lácteos al día no les genera ningún problema.
  • Además, los síntomas de intolerancia a la lactosa son distintos en cada persona y no siempre se presentan del mismo modo, así que muchas veces es difícil estar seguros de si hay o no intolerancia.
  • Y por último, la mayoría de las personas con intolerancia a la lactosa pueden digerir hasta 12g en una sola toma.

 

Para darte un ejemplo, el yoghurt es un derivado lácteo que muchas personas con intolerancia a la lactosa eliminan de su dieta por temor a que les ocasione algún malestar. Sin embargo, parece que en realidad ocurre todo lo contrario. Durante la elaboración del yoghurt los microorganismos vivos utilizados para su fermentación consumen casi toda la lactosa y producen la enzima lactasa que nos permite digerir la lactosa, por lo que el yoghurt podría ayudar a reducir los síntomas de intolerancia. ¿No lo esperabas verdad?

 

La intolerancia a la lactosa no significa que debas dejar de disfrutar de uno de los derivados lácteos más deliciosos y saludables.

 

 

Fuente: http://www.efsa.europa.eu/en/search/site/yoghurt%20intolerance

 

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: