La asexualidad: una orientación sexual como cualquier otra

Tania Torres / 2016-11-24

Vivimos en una época hipersexualizada en la que el sexo es explotado por el mercado y los medios como el fin último de la vida de hombres y mujeres. Los estereotipos actuales pintan a varones predadores que validan su hombría dependiendo de sus conquistas y a las mujeres como objetos pasivos cuyo valor está en cumplir determinados estándares para mantenerse "vigentes" y deseables. Por eso, cuando una persona manifiesta no sentir ninguna atracción sexual ni por hombres ni por mujeres automáticamente pensamos que se debe a una patología, cuando en realidad se trata de una orientación sexual tan válida como la heterosexualidad, la homosexualidad o la bisexualidad.

 

Lee ¿Qué es el orgullo gay y por qué la tolerancia nos hace libres?

 

La asexualidad, como se llama a la orientación de las personas que no perciben ningún deseo sexual, es mucho más común de lo que creemos; se estima que existen cerca de 70 millones en el mundo que se identifican como asexuales y muchos otros que lo son sin saberlo. Estos últimos pueden sufrir mucho, durante muchos años, creyendo que hay algo mal con ellos, que están enfermos o son "frígidos"; y es precisamente por eso que se vuelve tan importante difundir información pertinente sobre esta orientación. 

 

Cinco facts sobre la asexualidad que debes conocer:

  • Ser asexual no es lo mismo que ser célibe; el celibato es una imposición, la asexualidad no se elige.
  • Ser asexual no implica no desear establecer relaciones románticas; los asexuales pueden vivir en pareja sin problemas.
  • Existen muchos tipos de asexualidad, algunos de ellos sí mantienen relaciones sexuales por distintos motivos.
  • Los demisexuales —un tipo de asexualidad— solamente sienten deseo sexual cuando hay una conexión emocional intensa.
  • Hasta 2013, la asexualidad era considerada un trastorno mental.

 

A pesar de que la psiquiatría por fin ha aceptado a la asexualidad como una orientación sexual más, aún existen profesionales que la condenan y que incluso intentan tratarla con medicamentos por considerarla un desequilibrio hormonal. Muchos otros creen que se trata de un trauma que debe ser superado. 

 

Sin embargo, cada día son más los hombres y mujeres asexuales que "salen del clóset" de la asexualidad y enfrentan los prejuicios de una sociedad que encumbra las relaciones sexuales. En la actualidad, los asexuales forman colectivos y realizan activismo para ser reconocidos y luchar contra los estigmas con la finalidad de alcanzar un mundo incluyente para todos.

 

Quizá te interese: Orientación sexual e identidad de género no son lo mismo, conoce las diferencias

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

¿Conocías esta orientación sexual?
¿Sospechas que podrías ser asexual?

Te podría interesar

Te podría interesar

sexualidad/15_datos_que_debes_conocer_sobre_los_organos_sexuales_femeninos