5 razones nutritivas para celebrar el Día Mundial del Pan

Harmonía / 2017-10-16

El pan nos acompaña en al menos una de las tres comidas principales que hacemos: desayuno, comida o cena. Su presencia es casi imprescindible en la mesa de cualquier persona. Y a pesar de que en ocasiones se desvirtúan sus propiedades por ser un alimento "que engorda", difícilmente lo dejamos fuera de nuestras vidas, porque sencillamente es delicioso y porque su mala fama simplemente es un tema de saber balancear la dieta y elegir el tipo de pan (uno dulce contiene más azúcar y mantequilla, por ejemplo). Excederse en cualquier alimento provoca un desbalance en la alimentación. Y el pan, consumido en su justa proporción, goza de gran valor nutricional.

 

1. Es una excelente fuente de carbohidratos, nutrimentos encargados de proveernos de energía para realizar nuestras actividades del día a día; de hecho, del 55 al 60% de las calorías de nuestra dieta deben provenir de los carbohidratos.

 

2. Es una de las mejores fuentes alimenticias de vitaminas del complejo B, que contribuyen al buen funcionamiento del sistema nervioso y muscular y participan en el metabolismo de los carbohidratos.

 

3. Es naturalmente bajo en grasa. Una rebanada de pan contiene en promedio 0.8 gramos de grasa y menos de 70 calorías (lo mismo que una manzana), por lo que en una dieta de 2 mil calorías, una rebanada aporta cerca del 4% del total de la energía requerida para 1 día.

 

4. Los panes integrales y los elaborados con granos enteros, además de todos los beneficios anteriores, aportan fibra que ayuda a la salud gastrointestinal y a la microbiota que cumple diferentes funciones en el organismo.

 

5. Es tan versátil que puede incluirse en todas las comidas y en diversas preparaciones con facilidad.

Queremos ayudarte a encontrar las mejores ofertas enfocadas en bienestar durante El Buen Fin.

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: