Procrastinar es bueno para tu espíritu

/ 2015-10-23

Si estás leyendo esto es muy probable que estés procrastinando, ya sea que te hayas tomado un break en la oficina para navegar por ahí o te encuentres decidiéndote a comenzar alguna otra actividad. Durante mucho tiempo se ha creído que la procrastinación es una pérdida de tiempo que afecta tu concentración y tu productividad, sin embargo, aprender a procrastinar efectivamente no sólo te mantiene de mejor humor en el trabajo si no que puede ser muy enriquecedor para tu creatividad.

 

Las personas que procrastinan tienen más tiempo para pensar e imaginar distintos escenarios por lo que es muy probable que tomen mejores decisiones. Además, cuando las cosas se ponen difíciles soportan mejor la presión pues están acostumbradas a resolver los problemas al último momento. Aquí te dejamos algunos tips para que tus momentos de procrastinación se conviertan en experiencias enriquecedoras que te hagan más feliz y productivo:

 

  1. Expande tus horizontes. Casi siempre procrastinamos del mismo modo: visitando los mismos sitios o redes sociales así que, de ahora en adelante, si te vas a tomar un tiempo para procrastinar, procura hacerlo de manera distinta, busca nuevos contenidos y descubre nuevos intereses.
  2. Sé un procrastinador disciplinado. Toma varios pequeños descansos durante el día y vuelve a tu trabajo, es muy distinto interrumpirte por 10 o 15 minutos para levantarte el ánimo en sitios interesantes que dejar de trabajar 2 horas por estar en Facebook.
  3. Encuentra la forma de que tu procrastinación enriquezca tu trabajo. Cuando te des un break busca cosas nuevas que te inspiren en lo que estás haciendo, verás que querrás volver a trabajar lo antes posible.

 

 

¿Sueles procrastinar mucho en Internet? ¿Qué sitios visitas más?

Queremos ayudarte a encontrar las mejores ofertas enfocadas en bienestar durante El Buen Fin.

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: