Arte con ciencia

/ 2015-10-26

La proliferación de las algas marinas congelaron el planeta al absorber todo el oxígeno para su proceso de fotosíntesis hace más de dos mil millones de años, señalan algunos científicos. El artista mexicano Eduardo Abaroa utiliza esta teoría para su proyecto Fotosíntesis: La gran catástrofe del oxígeno, el cual fusiona cuestiones artísticas con la ciencia.

 

El fenómeno de las algas es utilizado como base de una narración de ciencia ficción en la obra de Eduardo Abaroa. Su idea es evidenciar la relación que existe entre las algas como responsables del fin del planeta y el ser humano como un ente similar: alguien que está terminando con el ecosistema.

 

El proyecto cuenta con montajes de algas marinas provenientes de Arabia Saudita y con esculturas hechas en cera pigmentada, yeso y plastilina; además de videos y textos que buscan un vínculo entre la ciencia y el arte mediante fragmentos de lírica e investigaciones científicas. La obra también muestra la distancia que mantienen algunas investigaciones científicas frente a las personas y su realidad inmediata.   


Eduardo Abaroa no busca aleccionar a quienes se acercan a su obra, sino conducirlos a través de la metáfora de las algas y el hombre a una narrativa ficcional que genere una reflexión sobre el cuidado de la naturaleza a través del arte.

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: