Los beneficios de respirar consciente

Juan Silva / 2016-06-30

En Occidente apenas estamos escarbando en la superficie del valor y los beneficios de respirar consciente, acto que es parte de todas las técnicas de meditación que existen –o­ casi todas, hasta ahora no me he topado con alguna que no ponga atención a la respiración aunque sea por unos instantes.

 

El asunto es que si respirar consciente durante nuestra meditación es súper benéfico, imagina respirar consciente la mayor parte de tu tiempo despierto o TODO el tiempo. Seguro habrá quien dirá: No, eso no se puede, es una función autónoma. Y sí, tendría razón en decir que es una función autónoma pero es influenciable: podemos educarla y podemos educar a nuestro subconsciente para respirar más profundo durante nuestro día. Esto es para llevar más oxígeno a nuestras células, para que dispongan de mucha más energía para hacer todo lo que hacen ya y lo que les pidamos hacer, desde alcanzar la iluminación hasta disfrutar más un pastel de chocolate.

 

Imagina respirar consciente, profundo, en calma como cuando meditas o haces yoga y llevar esos beneficios fisiológicos, mentales, emocionales y energéticos a la mayor parte de tu día, ya sea en la oficina, manejando en el tráfico, en el salón de clases o en tu casa.

 

Suena atractivo ¿no? Pues lo único que necesitas es respirar consciente durante tu día. Puedes empezar a hacerlo por un par de minutos cada hora, te puedes poner un post-it en algún lugar para recordarlo o una alerta en tu teléfono y poco a poco aumentar el tiempo, por ejemplo, yo estoy haciendo el hábito de respirar consciente, profundo y calmado por 15 minutos de cada hora despierto que tengo (además de mi práctica de meditación) y los beneficios han sido varios:

 

· Menos estrés.

· Mayor capacidad de concentración.

· Descongestión de mis vías respiratorias.

· La mente de mono (impaciente) más estable.

· La sensación de mayor bienestar.

· Disminución del diálogo mental tóxico.

· Mejor manejo a través de mis diversos estados emocionales diarios.

 

Si quieres poner a prueba esta sugerencia , existen muchas técnicas de respiración que puedes usar y que son parte de técnicas de meditación como la respiración de fuego de Tai Chi, el seguimiento a la respiración del Vipassana o la meditación Tumo del Tíbet, también puedes solo respirar profundo y ponerle atención al proceso.

 

Mientras escribo este artículo estoy haciendo el Método Wim Hof (es la respiración consciente a la que me refería arriba con los 15 minutos)  que en esencia es una técnica de respiración muy poderosa y me está funcionando muy bien para lograr los beneficios citados arriba y algunos beneficios más "excéntricos" o "alocados".

Podría hacer más largo este artículo y contarte más de lo que estoy haciendo o podría dirigirte directo a la fuente y eso es lo que haré:

 

Si quieres conocer el trabajo de Wim Hof y los estudios científicos que lo avalan checa este documental que Vice hizo con él  y en esta otra liga puedes conocer más del método y registrarte para un par de clases gratis.

 

Si lo pones a prueba estaría maravilloso que me compartieras tus resultados en los comentarios.

 

Nos leemos pronto.

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Te podría interesar

Te podría interesar

espiritu/por_que_no_estas_haciendo_yoga_cuando_crees_que_estas_haciendo_yoga