Porque no todo es playa, 5 destinos turísticos en México lejos del mar

Harmonía / 2018-07-02

Es muy interesante (y casi infalible) que cada vez que escuchas la palabra “vacaciones”, de inmediato aparecen en tu mente imágenes de sol, mar y arena. Sin embargo, sabemos que no todo es playa cuando se trata de viajar a destinos paradisíacos, pues aunque resulte difícil de creer, hay personas a las que no les gusta viajar al mar porque no soportan el calor intenso, la incomodidad de la arena o sencillamente no saben nadar y prefieren otro tipo de destinos.

 

Por fortuna para ellos (y para todos), existen miles de lugares donde vacacionar y que ofrecen otro tipo de paisajes y ecosistemas que no tienen que ver con la costa ni con los mariscos. Aquí hay una breve pero efectiva lista de cinco lugares increíbles para visitar en México que no tienen playa.

 

1) Barrancas del Cobre, Chihuahua. Localizado en la Sierra Tarahumara en el estado de Chihuahua, este sistema de cañones es cuatro veces más grande que el Gran Cañón del Colorado, en Arizona. Este destino increíble es famoso por su vista inigualable que puede recorrerse de muchas maneras; una de ellas es el teleférico. La zona cuenta con cascadas de 270 y 500 metros. El tren “Chepe” atraviesa las barrancas y es un destino obligado en este lugar. El escenario es impresionante y el viaje dura alrededor de 4 horas. En tu visita podrás encontrar muchísima vegetación y fauna diversa. Además hay paseos a pie y en bicicleta, y por supuesto, varias ofertas de hospedaje.

 

2) Hierve el Agua, Oaxaca. Hierve el Agua es un sistema de cascadas naturales y petrificadas, formadas por carbonato de calcio. Este paradisíaco destino, que parece salido de otro planeta, se encuentra a unos 70 kilómetros de la ciudad de Oaxaca y en las cercanías de la zona arqueológica de Mitla. Además de la parte natural, se han construido algunas piscinas artificiales con aguas termales para los visitantes. El área de cabañas ofrece vestidores, regaderas, restaurantes al aire libre y habitaciones básicas. Puedes tomar recorridos de caminata o bicicleta para conocer mejor la zona, rica en historias y leyendas prehispanicas.

 

3) Mineral del Chico, Hidalgo. Es uno de los cinco pueblos mágicos del estado de Hidalgo. Se trata de un pintoresco pueblo minero, rodeado de bosques y formaciones rocosas propicias para la práctica de diversas actividades deportivas y ecoturísticas. Los ríos que atraviesan el bosque son ideales para ser recorridos hasta llegar a las antiguas minas y observar bellas postales desde cualquier punto. Esta zona está protegida y es considerada Parque Nacional. La oferta gastronómica es enorme, así como sus paisajes y la amabilidad de los pobladores. Durante el mayor esplendor de Mineral del Chico existieron 300 minas de plata. El valle también es propicio para llevar a cabo actividades deportivas de senderismo e incluso de meditación.

 

4) Cañón del Sumidero, Chiapas. El Cañón del Sumidero es un cañón a 5  kilómetros de Tuxtla Gutiérrez, en el estado de Chiapas. Posee un acantilado de poco más de 1000 metros que se levanta sobre el río Grijalva y que constituye un paisaje verdaderamente impresionante. Por su gran riqueza ecológica, el 8 de diciembre de 1980 fue declarado Parque Nacional. Aquí disfrutarás de distintos miradores como “La Ceiba”, “La Coyota”, “El Roblar” y “El Tepehuaje”, que gradualmente se acercan a la cima del cañón hasta llegar al último mirador, “Los Chiapa”, desde donde se mira el cauce del río. Un destino ecoturístico infaltable, con clima fresco y excepcional si buscas opciones distintas a la playa.

 

 

5) Real de Catorce, San Luis Potosí. El pueblo Real de Catorce, ubicado en el estado de San Luis Potosí, fue antiguamente una población minera. Se ubica literalmente en medio del desierto, y las leyendas cuentan que se trata de un lugar mágico y con poderes curativos (sobre todo, si buscas salir de las grandes ciudades). El paisaje que ofrece la sierra es inigualable. Puede recorrerse a pie, en auto o a caballo para disfrutar de las montañas hasta llegar al Cerro del Quemado, un lugar sagrado para los huicholes. Este destino mágico ofrece paz y tranquilidad para tener un encuentro contigo mismo, rodeado por las fuerzas desérticas.

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Te podría interesar: