Principal

Los probióticos también son benéficos para la salud de tu perro

Time

6 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Cómo implementar los probióticos en la alimentación de tu mascota

  • Check
  • Qué probióticos son los mejores para los perros

Los probióticos son las bacterias que juegan un importante papel en la salud intestinal, es decir, son del grupo de las bacterias buenas que ayudan a tener un buen funcionamiento del sistema inmunológico, tanto en humanos como en animales. Existen muchos diferentes tipos de microbios (bacterias y levaduras) que viven en los sistemas gastrointestinales de todos los animales, incluidos los perros, por lo que los probióticos para perros pueden mantener su equilibrio microbiano intestinal, al igual que en las personas.

 

Si te preocupa la salud digestiva de tu perro, tal vez porque tiene problemas comunes como diarrea o alergias a los alimentos, o si tratas de prevenir su buena salud a largo plazo, considera darle a tu mascota un suplemento probiótico.

 

¿Cuáles son los mejores probióticos para perros?

Es una buena idea darle a tu perro diferentes tipos de probióticos, idealmente junto con prebióticos, ya que varias cepas viven en diferentes partes del tracto digestivo y por lo tanto tienen beneficios únicos. Algunas de las cepas probióticas son Enterococcus faecium, Bacillus coagulans y Lactobacillus acidophilus, que han demostrado ofrecer beneficios como protección contra infecciones y parásitos, entre otros.

 

¿Qué son los probióticos para perros?

Los probióticos se definen como "microorganismos vivos, que cuando se administran en cantidades adecuadas, confieren un beneficio para la salud al huésped". Muchos beneficios intestinales se atribuyen a la presencia de probióticos, por ejemplo, hay evidencia de que algunos beneficios para los perros incluyen inhibir el crecimiento de bacterias dañinas que pueden causar infecciones, tratar la diarrea, reducir la permeabilidad intestinal y la inflamación, disminuir las alergias y ayudar con la absorción de nutrientes.

Por supuesto, debes enfocarte en darle a tu mascota una dieta nutritiva, y agregar un probiótico que se sume a una alimentación balanceada para mejorar aún más la salud, el estado de ánimo y su apariencia. Según un artículo publicado en Whole Dog Journal, las especies probióticas que se sabe que benefician a los perros incluyen:

  • Enterococcus faecium (cepa SF68)
  • Bacillus coagulans
  • Bifidobacterium animalis (cepa AHC7)
  • Lactobacillus acidophilus
  • Lactobacillus rhamnosus GG (LGG)
  • Lactobacillus plantarum
  • Estreptococo
  • Lactobacillus casei
  • Bifidobacterium breve

 

Hasta la fecha, se ha investigado más sobre los atributos positivos de los probióticos administrados a los humanos. Sin embargo, existen algunas pruebas sobre cepas probióticas específicas que parecen funcionar mejor para mejorar el equilibrio microbiano en los caninos. Se han examinado cuatro cepas/productos bacterianos. La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) ha estudiado su seguridad y eficacia como probióticos en perros, incluidas dos cepas de Enterococcus faecium, Lactobacillus acidophilus y Bifidobacterium sp. animalis.

 

Te puede interesar: Conoce los bióticos que trabajan por tu salud digestiva

 

¿Qué signos pueden indicar que tu perro puede beneficiarse de un suplemento probiótico?

El American Kennel Club dice que la diarrea, los gases, los cólicos y el mal aliento tienden a ser algunos de los más obvios. Algunos de los desencadenantes más comunes que pueden llevar a estos problemas entre los perros incluyen:

  • Infecciones, parásitos o desequilibrios bacterianos de los microbios en el intestino.
  • Estrés, al igual que con los humanos.
  • Cambios en la dieta, especialmente si ocurren de repente.
  • Comer comida en mal estado.
  • Vejez
  • Uso de medicamentos, como antibióticos que pueden matar las bacterias probióticas.

 

Cómo usar probióticos para perros

Hay diferentes tipos de suplementos de probióticos hechos para mascotas que puedes encontrar en polvo, para agregar a la comida todos los días; también en alimentos comerciales, cápsulas, líquidos, golosinas, liofilizados o masticables. 

¿Son seguros los "probióticos humanos" para perros?

En la mayoría de los casos, sí. Algunas personas optan por darles a sus perros los mismos suplementos probióticos que toman ellos mismos, aunque es posible que la dosis deba ajustarse según el tamaño del perro. Por lo general, es seguro administrar probióticos humanos en una dosis completa a perros que pesen 18 kilogramos o más, pero se necesita ajustar para los perros de menor tamaño. Una señal de que tu perro toma una dosis demasiado alta es si comienza a tener diarrea o deposiciones sueltas. Algunos veterinarios recomiendan que sólo se utilicen probióticos especialmente diseñados para perros, ya que estos deben contener las cepas y dosis más efectivas.

 

Los probióticos se pueden tomar con alimentos o con el estómago vacío, aunque pueden ser más efectivos cuando se toman sin alimentos, entre las comidas. Si le das probióticos a tu perro para resolver problemas digestivos, debe tomarlos con las comidas. Si se los das entre comidas, trata de que tome un poco de agua. Esto puede ayudar a diluir el ácido estomacal, al facilitar la supervivencia de las cepas a medida que avanzan por el tracto digestivo.

 

¿Los perros necesitan probióticos todos los días?

Los probióticos pueden ser tomados por perros a corto o largo plazo, según su salud y reacción. Es mejor seguir las sugerencias de la etiqueta en cuanto a la dosis y la duración del uso, ya que cada producto puede funcionar diferente, por lo que también es recomendable que lo consultes con su veterinario. 

 

Otro consejo para aumentar la efectividad de los probióticos para perros también es darles un suplemento prebiótico, que contiene ingredientes que esencialmente ayudan a "alimentar" a las bacterias probióticas para que puedan prosperar en el intestino. Los prebióticos se fermentan selectivamente en el tracto gastrointestinal. Esto permite cambios específicos en la composición y actividad de la microbiota saludable que se encuentra en los suplementos probióticos. Cuando los probióticos y los prebióticos se toman juntos, se llaman "simbióticos", lo que sugiere una relación sinérgica entre ambos.

 

Finalmente, considera darle a tu perro probióticos en la forma natural de alimentos fermentados como verduras cultivadas, yogur de leche de cabra o kéfir, que generalmente son seguros para que los coman los perros.

 

Te puede interesar: ¿Qué alimentos humanos puedo compartir con mi perro y cuáles no?

 


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh