Principal

5 razones para disfrutar de la masturbación sin tabúes

Time

5 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Beneficios de la masturbación para la salud y el bienestar

  • Check
  • Razones por las que deberías disfrutar más de tu cuerpo

A lo largo de la historia, diversos grupos, culturas y sociedades han catalogado a la masturbación como una práctica inmoral y dañina. Y aunque actualmente hay una mayor apertura en lo que a sexualidad se refiere, todavía existen mitos y tabúes alrededor de dicha práctica.

 

Pero lejos de esas creencias, la realidad es que la masturbación puede resultar benéfica para la salud física y mental de quienes la practican, ya sea por su cuenta o en pareja.

 

La masturbación consiste en la estimulación de las zonas erógenas del cuerpo, no sólo de los genitales, con el fin de experimentar placer. Esto puede realizarse en solitario, al tocar el propio cuerpo, o en pareja al estimularse mutuamente.

 

Los expertos en sexología afirman que, además de ser una experiencia placentera, puede aportar beneficios al bienestar de hombres y mujeres. Conoce algunos de ellos.

 

Ayuda a disminuir los dolores menstruales

Las mujeres que sufren cólicos y malestar cada vez que llega su período pueden recurrir al autoplacer para aliviar el dolor. Al igual que el sexo, la masturbación genera sensaciones placenteras que hacen que el cerebro libere neurotransmisores que actúan como analgésicos. 

 

Al mismo tiempo, las contracciones vaginales que se desencadenan con el placer ayudan a liberar la tensión en la zona pélvica y genital, para así disminuir tanto el dolor como la inflamación. Por ello, masturbarse antes y durante la menstruación tiene el efecto de prevenir y aminorar las molestias en general de este período.

 

En el caso de las mujeres que ya han tenido la menopausia, la masturbación puede ayudar a evitar una excesiva resequedad en la zona genital, ya que favorece la lubricación y reduce la sequedad del tejido vaginal.

 

Fortalece el sistema inmune

Según algunos estudios, los hombres que se masturban suelen tener un mejor funcionamiento del sistema inmune y un menor riesgo de sufrir infecciones. Esto se debe a que la vía seminal y los conductos eyaculadores dirigen el semen hacia afuera, lo cual evita que se puedan producir infecciones de bacterias oportunistas exteriores.

 

Adicionalmente, una investigación del Cancer Epidemiology Centre de Melbourne, Australia, indicó que cuanto más frecuentemente eyaculen los hombres de entre 20 y 50 años, menos posibilidades tienen de desarrollar cáncer de próstata.

 

En el caso de las mujeres, la masturbación puede reducir el riesgo de sufrir infecciones del tracto urinario, debido al proceso de apertura del cuello del útero que ocurre con la excitación, lo cual facilita la expulsión de los fluidos cervicales y con ellos las bacterias.

 

Además, tanto para hombres como para mujeres, al tener un mayor número de orgasmos, las reacciones químicas que éstos generan propician la producción de una mayor cantidad de inmunoglobina A (IgA), que es un indicador de la fortaleza del sistema inmune y la principal defensa contra enfermedades como los resfriados y la gripe.

 

Ayuda a tener un mejor descanso

Si buscas una alternativa natural contra el insomnio y para tener un mejor descanso, aquí la tienes. 

 

Tras el orgasmo, el cerebro libera serotonina, opioides, oxitocina y vasopresina, componentes químicos asociados con el bienestar, la sensación de relajación y el sueño. Estos componentes suelen ir acompañados por la melatonina, la hormona principal que regula el reloj corporal y te ayuda a dormir bien.

 

Genera sensación de bienestar

Masturbarse es bueno para tener una buena salud física, mental y emocional. La sensación de placer que se produce al estimular las zonas erógenas y al alcanzar el orgasmo propicia la liberación de sustancias químicas complejas, entre las cuales la más importante es la dopamina, que se asocia con un fuerte sentimiento de bienestar.

 

Además, la masturbación te puede ayudar a combatir el estrés, ya que propicia un estado de relajación y ayuda a liberar tensiones. El placer y el orgasmo hacen surgir un sentimiento de calma y alivio, que te hará más fácil dejar a un lado las preocupaciones. 

 

Mejora las relaciones de pareja

Aunque suele pensarse que la masturbación es un recurso reservado para quienes no tienen pareja, para satisfacer el deseo sexual con el autoplacer, la realidad es que se trata de una práctica benéfica para la actividad sexual en pareja. 

 

Masturbarse favorece el buen sexo, ya que al hacerlo aprendes mucho sobre tu cuerpo, tus reacciones y tus estímulos sexuales. De esta manera, puedes comunicarle a tu pareja lo que más te gusta y lo que más te produce placer, para que lo intenten juntos y hagan de cada encuentro algo más placentero. 

 

En el caso de las mujeres que sufren de anorgasmia o que se les dificulta llegar al orgasmo, también les ayuda a conocer mejor su cuerpo y activar sus zonas erógenas, además de liberarse de posibles prejuicios que pudieran limitarlas en el disfrute de su sexualidad.

 

Adicionalmente, la masturbación te ayuda a reconocer y aceptar tu propio cuerpo para sentirte más a gusto con él. Esto incrementa tu autoestima y contribuye a que seas más abierto y desinhibido. 

 

Y si haces de la masturbación parte del juego previo con tu pareja, puede convertirse en un elemento para mejorar la intimidad y aumentar la confianza mutua. 

 

Con información de BBC


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh