Principal

¿Deberías tener sexo con tu pareja cuando no quieres?

Time

Menos de 4 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Qué hacer cuando uno quiere sexo y el otro no

  • Check
  • El sexo es una parte importante de los matrimonios

El sexo permite una conexión muy especial entre las personas, y cuando se involucra el amor (no lo puedes negar) es aún más especial, pero también es una actividad que puede verse atropellada con el tiempo.

 

Esto es lo que debes considerar si el sexo con tu pareja ha cambiado un poco, y lo que puedes hacer para revivirlo con los consejos de la psicóloga y autora Harriet Lerner. La sexualidad es una parte importante de la relación con tu pareja y no puedes dejarla de lado.

 

Relájate y déjate llevar. Antes de dar un "no" rotundo, analiza si en verdad es falta de deseo la razón que te lleva a no querer intimidad en ese momento, o si más bien se trata de cansancio o estrés. Si te das cuenta que es lo segundo, quizás el mismo sexo te ayude a superarlo. Si las primeras caricias te ayudan a relajarte y sentir esa conexión con la otra persona, adelante, sólo déjate llevar. Por el contrario, si en verdad no quieres hacerlo porque no sientes el deseo en ese momento, tu pareja deberá comprenderlo, pues no es buena idea hacer algo que no quieres, ni forzarte a ti mismo a hacerlo sólo por complacer a tu pareja. 

 

Busquen la manera de empatar y hacer coincidir sus deseos. Acepten que el deseo de sexo pasa fácilmente a hibernación después del matrimonio, especialmente si tienen niños; eso no significa que le pase a todos igual, ni que esto sea algo malo. Primero, debes alejar la tensión de pensar que debes hacerlo porque así tiene que ser, aunque no haya ganas. Lo ideal es que busquen la forma de mantener encendida la llama de la pasión y de buscar el tiempo necesario para disfrutar juntos, sin dejar que las obligaciones y responsabilidades en la casa, el trabajo y con los hijos consuman su relación.

 

El amor no garantiza que ambas partes quieran tener relaciones sexuales. Pero tampoco debes asumir que pueden eliminarlo por completo; también deben esforzarse en mantener esa parte de su relación, sobre todo si el sexo es una fuerza vital y un medio de conexión para ustedes.

 

Mantengan la comunicación. Si hay algo que te impide acercarte sexualmente a tu pareja (por alguna traición, por ejemplo), debes abordar esto. En todos los casos la comunicación es de vital importancia, pero las situaciones donde sientas que te lastiman emocionalmente deben arreglarse ya, por tu bien y el de la relación.

 

Es algo en lo que debes trabajar. Si tu pareja hace un esfuerzo o su deseo es natural, puedes tú esforzarte un poco, en lugar de alejarla siempre. Eso evitará que tu libido se congele. No se trata de sufrirlo, quizá sólo necesitas relajarte un poco y dejarte llevar. Siente esa cercanía y permite que tu cuerpo disfrute de las caricias y los besos. Si de plano, por mucho que tu pareja haga el intento de encender la pasión en ti, tu libido no responde, quizás sería bueno que consultaran con un especialista, para saber de que forma pueden solucionarlo juntos.

 

Tu relación puede funcionar como una amistad platónica los proximos meses, años o incluso décadas sin sexo, pero si sabes que la vida sexual entre ambos es necesaria y quieres que prospere con el tiempo, entonces es momento de poner manos a la obra.

 

Con información de Psychology Today


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh