Propósitos sexuales para Año Nuevo

Paulina Sánchez / 2017-12-28

La intimidad con tu pareja es algo increíble, pero antes de ponerte como propósito de Año Nuevo tener más sexo, anota primero estas promesas para disfrutarlo aun más.

 

1. Deja de fingir orgasmos

Vive el presente y entrégate al momento. Si hay algo que tu pareja no sabe que te gusta, díselo. La comunicación es fundamental para que puedas disfrutar de la intimidad, así que no temas hablar. Él te agradecerá la guía, sobre todo cuando la próxima vez que le digas algo esto sea: “justo así”. Ahora bien, si no disfrutas el sexo con él, entonces reconsidera si realmente es la pareja con la que deseas estar. Tu cuerpo también te habla, así que escúchalo si te está diciendo que no te sientes cómoda o libre con esa persona.

 

2. Toma la iniciativa

En primer lugar, él no tiene la responsabilidad de siempre hacer la “propuesta indecorosa”. ¿Tienes ganas? ¿Se ve guapísimo con su abrigo de invierno? Quítaselo y disfruta de lo que hay debajo. Deja de pensar en si es o no la hora del día adecuada, simplemente demuéstrale que quieres estar con él. Si no están en un sitio donde sea posible dar rienda suelta a esa iniciativa, entonces susúrrale al oído que lo deseas y espera con ansias la llegada a casa.

 

3. Besa con más frecuencia

Los labios son mucho más sensibles que la yema de los dedos. Disfruta de ese hecho. Los besos no son algo reservado para los cinco minutos previos al sexo. Esos se disfrutan mucho, claro, pero también son un gesto por medio del cual puedes expresar cariño, deseo y cercanía de otra forma más allá del contacto sexual. Además, besar apasionadamente durante un minuto puede quemar casi 10 calorías, algo que tu cuerpo agradecerá después de las múltiples cenas navideñas y de Fin de Año.

 

4. Encuentra tu punto G

El sexo es increíble pero explorar tu cuerpo tu sola también lo es. Sobre todo es una oportunidad para tranquila y libremente descubrir qué es lo que más te gusta, con qué velocidad y presión, y en qué sitio. Explora tus zonas erógenas y tu cuerpo entero con tus manos en un momento en que te sientas relajada y no tengas distracciones. Aprende todos aquellos trucos que querrás mostrarle para que te haga después.

 

5. Responsabilízate de tu salud sexual

Sea cual sea tu método anticonceptivo de preferencia, lleva en tu bolsa varios condones. No dejes la responsabilidad de tu salud sexual en tu pareja ni te pongas en riesgo en caso de que se te antoje un rapidín en un lugar imprevisto. Si tú tomas el control de tu bienestar, podrás disfrutar más gracias a que estarás libre de preocupación y riesgos.

 

6. Aprende a decir “no”

A muchas mujeres les cuesta más trabajo llegar al orgasmo cuando aceptan tener relaciones sexuales sin estar 100% convencidas de desearlo. Sin importar si es tu pareja de hace años o un ligue el que te proponga tener sexo, las preguntas que debes hacerte son las mismas: ¿Realmente deseo hacer esto? ¿Me siento cómoda en este momento para tener sexo? ¿Tengo la protección necesaria para hacerlo sin riesgos? Si no te sientes obligada, comprometida o en riesgo, podrás concentrarte simplemente en tu placer.  

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Conoce nuestra guía de experiencias originales, divertidas y gratuitas para este 14 de febrero.