¿Cómo superar una etapa de desinterés sexual?

Harmonía / 2018-05-29

A veces sucede que en alguna etapa de la vida, el deseo sexual baja de intensidad y de pronto, surge un desinterés por los temas sexuales. En un estudio basado en entrevistas, el 38% de los entrevistados dijo sentirse “medianamente” interesado en temas sexuales en la actualidad.

 

Incluso, no importa si se tiene pareja o no, pues esta etapa puede aparecer casi en cualquier momento. Si te sientes identificada o identificado con esta situación, aquí hay 10 consejos útiles para sobrellevarla de la mejor manera posible:

 

1) Pregúntate si ha cambiado algo. A veces son factores externos los que inciden en el interés sexual. Analiza tu circunstancia y mira si algo te distrae o desvía de los temas sexuales. Podría ser el exceso de trabajo, o una necesidad que quieras expresar y no has podido hacerlo.

 

2) No te estreses. Ante todo, trata de que esa situación no te genere estrés, pues sólo se complicarían las cosas al añadirle tensión, preocupación o sentimientos de que algo está mal.

 

3) Piensa que es algo normal y temporal. A todo mundo le pasa esto, en mayor o menor medida y sin importar edad, género, preferencia sexual, hábitos o algún otro motivo. Relájate en la medida de lo posible y no pienses que durará para siempre.

 

4) Explora nuevas cosas. Quizá lo que podrías necesitar reside en explorar cosas nuevas en el ámbito sexual. Pueden ser desde nuevas maneras de abordar el sexo, lugares para hacerlo y dinámicas que rompan la rutina anterior, hasta incluir elementos como juguetes o disfraces.

 

5) No sientas una “obligación”. Evita estresarte por creer que es tu obligación y responsabilidad interesarte de nuevo en el sexo. No estás obligada u obligado, y asumir que sí es añadir tensión a algo que el tiempo resuelve.

 

6) Explora mucho más tu propio cuerpo. Esta etapa puede ser un buen momento para conocer tu cuerpo de una manera más profunda. La masturbación y autoexploración son buenas herramientas que te acercan a tus deseos y al conocimiento de cómo satisfacerlos.

 

7) Deja de pensar en sexo. Por paradójico que suene, si quitas de tu mente todos los pensamientos sexuales, es probable que el deseo vuelva más rápido y cuando menos te lo esperes. Haz la prueba.

 

8) Pídele paciencia a tu pareja. Si esta etapa te sorprendió con pareja, lo mejor es que hables con ella cuanto antes y le pidas paciencia y entendimiento. Te comprenderá, así que no tengas miedo, pues siempre será mejor decir las cosas como son, sin ocultar nada. Así podrán llegar juntos a posibles soluciones.

 

9) Si sientes que ya es mucho tiempo, busca terapia. No descartes la posibilidad de hablar con un terapeuta sexual o sexólogo. Ellos tendrán respuestas mucho más concretas y certeras a tus inquietudes. Si necesitas asistir con tu pareja, no lo dudes y hagan una cita.

 

10) Consulta a un médico. Como opción final, no está de más hacerte revisar por un médico para descartar cualquier posibilidad física que inhiba tu deseo sexual. Así te aproximarás a una solución de forma más eficaz.

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Te podría interesar: