Arma tu botiquín sexual de verano

Harmonía / 2018-07-09

El sexo es uno de los aspectos primordiales en la vida del ser humano, y para disfrutarlo sin preocupaciones ni riesgos, es necesario practicarlo responsablemente. 

 

Si piensas salir de vacaciones y los encuentros sexuales están dentro de tus planes, es importante que vayas preparado. Estos son los básicos que necesitas para armar un botiquín sexual, para poder disfrutar del sexo seguro este verano.

Condones. Son imprescindibles para prevenir tanto embarazos no deseados como enfermedades de transmisión sexual. Los hay para hombre y mujer, y los más usuales son los de látex. Si este material te da alergia puedes elegir los de poliisopreno, y si planeas tener sexo dentro del agua, puedes usar los de poliuretano.

 

Condones y cuadros de látex de sabores. El sexo oral no está libre de riesgos, y al practicarlo puedes contraer o contagiar infecciones y enfermedades de transmisión sexual. Para evitarlo, lo ideal es que lleves condones para el sexo oral masculino y parches o cuadros de látex para el femenino. En ambos casos hay de sabores y ayudan a proteger las mucosas genitales. 

 

Lubricante a base de agua. El lubricante ayuda cuando la lubricación natural no es suficiente y también hace más fácil y agradable la práctica del sexo anal. El más recomendable es el elaborado a base de agua, ya que no altera el pH natural de la zona genital. Si vas a practicar sexo acuático, es mejor que uses lubricante a base de silicona. 

 

Anticonceptivos. Si utilizas algún método anticonceptivo hormonal, como pastillas o parches, no te olvides de incluirlos en tu botiquín. Y recuerda que éstos sólo funcionan para evitar embarazos no deseados, pero no te protegen de infecciones o enfermedades, por lo que es ideal combinarlos con el uso el condón.

 

Pastilla del día siguiente. Si el condón se sale o se rompe, sospechas que estás en días fértiles y no utilizas ningún otro método anticonceptivo, puedes optar por el uso de la pastilla del día siguiente, la cual evita que los espematozoides lleguen al óvulo, y si llegan, impide la fecundación. Ten presente que es un método de emergencia que incluye todo un coctel de hormonas que alterarán tu ciclo menstrual, por lo que no debe usarse habitualmente, sino sólo cuando sea absolutamente necesario.

 

Ahora sí, con este botiquín estás listo para disfrutar en grande del verano, sin riesgos.

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Te podría interesar: