Cómo cambia tu vida cuando dejas de fumar

Harmonía / 2017-05-23

Los efectos negativos que fumar tiene en el cuerpo son bien conocidos, pero quienes han intentado dejar de fumar una y otra vez saben que no es nada fácil. Como todo cambio, dejar de fumar puede ser estresante y a veces es necesario hacer múltiples intentos para lograr dejar el cigarro. Mantener presentes los beneficios de dejar de fumar puede motivarte a hacerlo, pero también habrá momentos en tu camino en los que quieras volver a esa zona de confort tan familiar y encender un cigarrillo. Así que es igualmente importante que tomes en cuenta que esa incomodidad puede ser parte del proceso. Te compartimos algunas formas en las que dejar de fumar cambia tu vida: 

 

1. Respiras mejor y te sientes mejor

Fumar afecta tu ritmo cardíaco, tu presión arterial y la temperatura de tu cuerpo. 20 minutos después de dejar de fumar estos factores empiezan a volver a la normalidad. 12 horas después los niveles de nicotina descienden y el nivel de oxígeno en la sangre se recupera. Durante los siguientes días y horas después de dejar de fumar tu cuerpo continua reparádose: respiras mejor, tus músculos recuperan flexibilidad, tu piel también recupera vitalidad y sientes tus niveles generales de bienestar incrementarse. 

 

2. Tu olfato y tu gusto regresan

24 horas después de dejar de fumar empiezas a experimentar una intensa ansiedad; aquí es donde la mayoría de las personas sienten que no pueden resistirse y necesitan encender un cigarrillo. Pero si logran abstenerse de hacerlo durante 2 semanas, los niveles de ansiedad disminuirán y se sentirán como antes de dejar de fumar. En este punto es conveniente concentrarse en lo bueno, porque a los 2 días de dejar de fumar las terminaciones nerviosas empiezan a sanar y los sentidos como el olfato y el gusto empiezan a recuperarse. 

 

Te puede interesar: Los 7 mejores consejos para aliviar el estrés

 

3. Descubres las verdaderas razones por las que fumas

Los fumadores descubren que hay varios detonadores que los estimulan para fumar, tales como  el estrés, los antojos, la socialización y el deseo de mejorar su estado emocional. Al quedar al descubierto estas cuestiones cuando dejan de fumar, el proceso de abordarlas y encontrar formas saludables de manejarlas puede implicar cosas incómodas como irritabilidad, aumento de peso, deseos intensos de fumar y afectaciones a la vida social. 

 

4. Tú cambias, tu vida cambia

Cuando logras abordar todas esas cuestiones que estás ocultando tras el humo del cigarro, te das cuenta de que no lo necesitas. Este puede ser el primer paso para ser más compasivo y bondadoso contigo mismo. Como cualquier transformación dejar de fumar implica momentos incómodos o incluso de sufrimiento, pero enfrentarlos puede abrir una nueva dimensión de tu vida. Quizá esos amigos con los que solías salir a fumar un cigarrito desaparecerán, pero nuevas personas llegarán a tu vida también. 

 

Con información de Smoking Cessation and Quality of Life

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

¿Has intentado dejar de fumar?
¿En qué situaciones fumas?

Te podría interesar

Te podría interesar