Principal

Cultiva la conciencia plena en el trabajo

Time

4 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Formas de mantener la consciencia plena en el trabajo

Practicar mindfulness o conciencia plena no quiere decir que te encierres en un monasterio o te vayas a las montañas. De hecho, la verdadera prueba de todas estas prácticas es que seas capaz de trasladarlas a tu vida diaria y a todo lo que haces. De nada sirve que practiques mindfulness media hora en la comodidad de tu casa, pero después salgas a la calle y pierdas en enfoque en lo importante. Todo este tipo de prácticas requieren paciencia y disciplina. 

 

El trabajo es un lugar ideal para que pongas en práctica esto. Un ambiente que puede resultar estresante, con compañeros difíciles, el estrés del día, los clientes, el ir y venir, el permanecer sentado horas y horas... todo eso sin duda causa estragos en tu salud física y mental. Así que si decides poner en práctica el mindfulness en tu trabajo, te ayudará a superar los días como un campeón y no preocuparte por cosas sin importancia. 

 

Mantente conscientemente presente

La atención es, sobre todo, estar consciente y despierto en lugar de operar inconscientemente. Cuando estás presente en el trabajo, estás consciente de dos aspectos de tu experiencia momento a momento: lo que sucede a tu alrededor y lo que sucede dentro de tu pensamiento. Estar atento en el trabajo significa estar conscientemente presente en lo que haces, mientras lo haces, así como manejar tu estado mental y emocional. 

 

Haz una cosa a la vez 

Puede ser que pienses que hacer muchas cosas a la vez te convierta en alguien más eficiente, pero esto no es real; básicamente nadie puede hacer muchas cosas a la vez. 

 

En realidad, tu cerebro cambia apresuradamente de una cosa a otra y esto hace que se pierdan datos en el proceso. La mayoría de las personas sabe que ser multitareas es ineficaz hoy en día. Es una idea errónea que se tiene el pensar que entre más hagas y más ocupado estés, harás cosas mucho mejores. Lo ideal es que te concentres solamente en una cosa, te tomes tu tiempo para hacerla y que todo salga bien. 

 

Utiliza recordatorios 

Tu cerebro está acostumbrado a ir de una cosa a otra, de preocuparse todo el tiempo y de no parar el tren de pensamientos. Por eso es buena idea que pongas recordatorios acerca de estar presente en tu día. Si de repente regresas de una junta, alterado y estresado por todos los deberes que tienes, entonces verás un recordatorio que te dirá que es momento de anclarse en el presente y no dejar que la mente vuele.

 

Sé agradecido 

La gratitud es el antídoto a toda la negatividad que se pueda presentar en el día a día. Hay mucha evidencia que sugiere que la práctica activa de la gratitud te hace sentir mejor y tiene un impacto positivo en tu creatividad, salud, relaciones de trabajo y calidad del trabajo. La gratitud hace que estar en el trabajo y en casa sea una experiencia más positiva.

 

Si sientes que estás atrapado en un trabajo que no disfrutas, el primer paso es practicar la gratitud. ¿Qué es lo que va bien en tu trabajo? ¿Quizás estás agradecido por el dinero? Aunque sea menos de lo que te gustaría, probablemente lo prefieras a no tener salario. Puede que no te guste tu líder, pero ¿quizás eres amigo de un par de colegas? Tal vez odias la política de la oficina, pero te dará una idea de lo que no te gusta en un trabajo, así que en el futuro ya sabrás qué buscar. Después de practicar la gratitud, puedes considerar si quieres continuar en ese lugar o necesitas encontrar otro trabajo.

 

Acepta lo que no puedes cambiar 

La aceptación está en el corazón de la atención. Estar atento significa aceptar este momento presente tal como es, y significa aceptarte a ti mismo, tal como eres ahora. No quiere decir resignación o abandono, pero sí significa reconocer la verdad de cómo son las cosas en este momento antes de tratar de cambiar algo.


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh