Principal

El amor es… 9 ingredientes para una relación fuerte y duradera

Time

Menos de 8 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Elementos de una relación amorosa sólida y duradera

  • Check
  • Pasos para construir el amor con tu pareja

Encontrar el amor verdadero y mantenerlo hasta el final de la vida es una de las metas de muchas personas. Sin embargo, en el mundo actual en el que tantas cosas se han vuelto desechables, las relaciones interpersonales, incluidas las amorosas, también han caído en esa dinámica de “usar y desechar”. 

 

Si tu deseo es forjar un amor real y verdadero, hay ciertos “ingredientes” indispensables que debes tomar en cuenta para que la relación entre tú y tu pareja funcione y se mantenga sana por mucho tiempo. Para ello, el amor debe ser una combinación de los siguientes nueve elementos.

 

1. Amar es: Estar presente

El amor no crece ni florece de la nada, así que lo más importante para mantener y cultivar una relación de pareja es que ambos miembros estén presentes, que se den atención mutua y se dediquen tiempo para conocerse y reconocerse en el otro.

 

Es hora de dejar atrás los miedos y las inseguridades del pasado y todo el lastre de tus relaciones fallidas. No juzgues ni compares a tu actual pareja respecto a las anteriores, porque cuando concentras toda tu energía en protegerte, no estás disponible para las personas que te rodean. 

 

No puedes amar o ser amado cuando aunque estés allí físicamente, tu mente se encuentra en otro lugar y tus emociones se esconden tras una coraza. El amor sólo puede desarrollarse cuando sales de tu cabeza y entras en tu corazón, cuando te enfocas más en la persona que está frente a ti que en tus preocupaciones, inseguridades y juicios. Así que permítete abrirte a la otra persona, muéstrate tal cual eres y ten la disposición de conocerla sin prejuicios.

2. Amar es: Abrir tu corazón

El amor es una fuerza poderosa, pero no puedes compartirla si tu corazón está cerrado. Libera tus emociones del miedo y date una nueva oportunidad para amar. Quítate la armadura y ten la disposición de amar y dejarte amar.

 

Ten presente que no necesitas exponer las partes más profundas de ti mismo de una sola vez para estar abierto al amor. Sólo necesitas bajar tus defensas el tiempo suficiente para dejar entrar a alguien más. 

 

Puedes comenzar por compartir un poco sobre ti, como tus opiniones, sentimientos y preocupaciones. Con el tiempo se dará la confianza necesaria para abrirte por completo.

 

3. Amar es: Ser honesto

Ser sincero en el amor va más allá de no decir mentiras. Es importante que te muestres tal cual eres, sin poses y sin tratar de fingir lo que no eres sólo para agradar. Es necesario que tu pareja conozca todas tus bellas cualidades, pero también tus defectos; y tú también debes conocerla como es realmente, pues sólo así podrán aceptarse y ayudarse a crecer juntos.

 

Pretender ser alguien que no eres o disimular cómo te sientes envía un mensaje ambiguo a la persona que te ama, quien muy probablemente sospechará y no tardará en darse cuenta de que mentiste u ocultaste la verdad. Esa actitud de aparentar lo que no se es únicamente logra alejar a las personas.

 

4. Amar es: Ser amable

Ser amable en el amor significa aceptar que las personas no siempre pueden cumplir con tus expectativas, es darle margen de maniobra al otro sobre cómo actúa y responde. Significa cuidar el corazón de la otra persona incluso cuando estás decepcionado.

 

Ser amable es aprender a querer al otro como es, aceptar su forma de ser y no pretender que cambie su esencia para darte gusto. Por supuesto, en esto de la aceptación existen límites infranqueables, pues no vas a aceptar que te traten mal, de forma grosera, violenta o irrespetuosa.

 

También es importante que tengas en cuenta que la otra persona actúa de la mejor manera que sabe según su experiencia. Por ello, lo mejor es tratar de comprenderla y hablar sobre sobre todo lo que te incomode en sus actitudes, acciones y palabras, para aclararlo antes de que se vuelva un problema mayor y para que ambos establezcan límites sanos en su relación.

 

La amabilidad en la relación de pareja también implica esforzarse por descubrir qué hace que la otra persona se sienta querida, para tratar de ofrecérselo en la medida de lo posible y con la frecuencia adecuada.

5. Amar es: Saber escuchar

El amor necesita ser escuchado para florecer, eso es bastante obvio. Pero esto debe ser algo bilateral, porque el amor es una conversación, no un monólogo. Así que debes ser escuchado pero también aprender a escuchar a tu pareja.

 

Cuando escuchas, aprendes ideas valiosas sobre la otra persona. Escucha sus preocupaciones, dudas y palabras de amor; así podrás ayudarle, darle el apoyo que necesita y sentir la creciente conexión que tienen. 

 

Por eso, dedica siempre un tiempo para conversar con tu pareja. Ambos dejen sus celulares y demás elementos distractores a un lado y dedíquense a hablar de lo bueno y de lo malo, compartir ideas, vivencias y experiencias. Así podrán conocerse mejor y aprenderán a solucionar sus problemas mediante una buena comunicación.

 

6. Amar es: Saber comprender

Estar dispuesto a escuchar es sólo la mitad de aprender el lenguaje del amor. La otra mitad es entender lo que oyes. Y eso significa estar abierto a una perspectiva diferente, incluso una vista opuesta.

 

Esto no significa que debas cambiar tus ideas o creencias para alinearlas a las de tu pareja en caso de que tengan puntos de vista diferentes, sino que aprenderás a ver que también puede haber un punto de vista alternativo o contrario al tuyo, e igualmente válido.

 

Comprender en el amor va más allá de ser consciente y apreciar la postura y las creencias de la otra persona. Se necesita abrazar conscientemente que eres uno de los dos, y ambas perspectivas tienen un lugar. El amor es lo suficientemente grande como para manejar diferentes opiniones y filosofías.

 

7. Amar es: Estar dispuesto a aceptar

El amor no tiene un vocabulario complicado. Todo lo que quiere escuchar es "Eso está bien. Te amo por lo que eres". Sin embargo, aceptar a la otra persona por lo que es, no garantiza que el amor prospere en una relación. Para que eso suceda, también debes aceptarte por lo que eres.

 

Para dejar entrar al amor debes creer que eres digno de amor, que realmente eres suficiente para que el corazón de otro se enamore de ti. Debes abrazar tu humanidad, tus bordes menos pulidos y todas tus peculiaridades, y también las de tu pareja, en igual medida.

 

Debes entender que ninguno de los dos necesita ser perfecto para mantener una buena relación amorosa. Ambos deben comprender que los dos son un cúmulo de cualidades y defectos, que a veces van a equivocarse y a necesitar ayuda, y al mismo tiempo, los dos deben esforzarse por hacer lo mejor que puedan y ayudarse a crecer mutuamente.

8. Amar es: Estar dispuesto a apoyar

Es difícil poner a la otra persona en un lugar prioritario, incluso cuando tus propias emociones están furiosas. Apoyar es mirar más allá de tus pensamientos y problemas y realmente estar allí para la otra persona.

 

Incluso a veces es necesario poner tus propias batallas en espera por un tiempo, para poyar a tu pareja en lo que necesita.

 

9. Amar es: Estar dispuesto a perdonar

Siempre que haya dos personas involucradas, habrá errores y malentendidos. Eso es un hecho. Pero la verdad es que son simplemente oportunidades para fortalecer el amor.

 

Perdonar es ser compasivo con tu pareja, comprender que, al igual que tú, es humano y comete errores. Cuando haya algún malentendido o algo te haga enojar, lo mejor es esperar a que los ánimos se calmen para hablar y aclarar. 

 

Y si al final resulta que tu pareja sí se equivocó en algo, debes aprender a perdonar sus errores, sobre todo aquellos que en realidad no son graves y sólo parecen crecer al calor del enojo, la frustración o la decepción del momento. Recuerda que toda la gente se equivoca, y no debes perder algo hermoso como su amor por algo pequeño como un error.

 

Por supuesto que aquí también debes considerar los límites que ya se mencionaron en el punto de la aceptación, pues no vas a perdonar maltratos ni violencia, ya que no existe justificación para ello y son cosas que no deben tener lugar en el amor. 


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh