Principal

7 señales de que tu relación podría durar para siempre

Time

3 minutos de lectura

Si llevas un buen rato dentro de una relación estable y todo ha funcionado excelente, con amor, buena comunicación, confianza y respeto, muy probablemente te habrás preguntado si encontraste al “amor de tu vida” y es el momento de establecerte. A continuación, una lista de siete señales que te ayudarán a estar seguro de que has encontrado a tu media naranja:

 

1) Se respetan verdaderamente. Para crear una base sólida en la relación no sólo se necesita confianza, sino también respeto. Eso significa que ninguno se aprovecha del otro, ni se traicionan o se obstaculizan la libertad y los espacios personales. Igualmente, si hay malentendidos o situaciones que deban aclararse, siempre se hace mediante un diálogo atento, directo y transparente.

 

2) Tienen una vida íntima estimulante. La conexión física es otro punto importante, que fortalece las relaciones y la interacción entre ambas partes. Tomarse el tiempo para tener intimidad física y disfrutarlo con pasión es signo de una relación saludable.

 

3) Confías profundamente. Sabrás que estás con la persona indicada cuando no desconfías ni dudas de sus acciones y palabras, ya que tampoco te ha dado motivos para hacerlo. La tranquilidad de la libertad mutua se percibe y es de las mejores sensaciones que puedes tener, pues elimina cualquier sentimiento de ansiedad o temor. Confías en la fuerza e integridad de tu relación y no necesitas cuestionarla.

 

4) Sientes que no necesitan estar 24/7 juntos. Ambos tienen su propia vida fuera de la relación y no tienen que preocuparse porque haya celos, desconfianza ni tristeza por parte del otro cuando hacen cosas o planes por su cuenta. Las parejas que están constantemente unidas a menudo desarrollan actitudes codependientes, y eso no es una buena noticia.

 

5) Tienen objetivos similares. Por lo general a largo plazo y varias veces en lo particular a mediano plazo, buscan las mismas cosas y objetivos. Esa es una clave importante para poder tener una relación duradera. Ya sea que deseen mudarse juntos, irse de vacaciones o casarse, ambos tienen la misma visión de hacia dónde quieren ir. Una relación que está construida para durar consiste en dos personas que comparten de manera natural sus intereses, no sólo a corto plazo.

 

6) Pueden estar en desacuerdo sin enojos. No todos los argumentos tienen una solución definitiva. Llegar a un acuerdo que implique tener diferentes opiniones sobre algo también es una solución, y mientras se haga genuinamente y sin resentimiento, fomentará las interacciones saludables. Una relación madura rechaza las peleas explosivas y las actitudes negativas impulsivas, pues estas manifestaciones son comúnmente una falta de respeto. Pero si a través del tiempo que llevan juntos esto no les ha sucedido, confíen en que lo saben manejar.

 

7) Mantienen relaciones saludables con sus respectivos amigos. No sólo la relación en pareja debe ser saludable, también las relaciones con otras personas como sus padres, hermanos, amigos, compañeros de trabajo e incluso gente ocasional a la que conocen. Si el respeto y la confianza llega a esos puntos, felicidades, están del otro lado.

 

¿Qué tienen en común estos siete puntos? La confianza y la buena comunicación. Esos dos pilares son la estructura de las relaciones saludables y duraderas, así que si los encuentras en la tuya, podemos decirte que tienes una relación afortunada por la cual apostar y que vale la pena cultivar.


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh