Principal

¿Cómo ganarte la confianza de un perro maltratado?

Marzo 05, 2020

Time

5 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Cómo ganarte su amor y recuperar su confianza

Cuando un perro (y en general cualquier animal) es maltratado, su comportamiento tiende a cambiar y volverse agresivo o inseguro. Este tipo de actitudes son lógicas debido a los distintos abusos de los que fueron víctimas, y al igual que en los seres humanos, pueden ser abusos físicos, psicológicos y sexuales

 

Por esta razón, rescatar animales que se encuentran en situaciones de abandono, ya sea porque nacieron en la calle o porque fueron arrojados a ella por sus antiguos dueños, es una labor admirable, pero también muy complicada.

 

Uno de los mayores retos es ganarte la confianza de estos animales, a quienes a causa de tanto daño les resultará muy complejo relacionarse positivamente a la primera. Pero si ya tomaste la decisión de abrir tu corazón y tu hogar a un perro/gato u otro animal que fue maltratado, toma en cuenta los siguientes consejos. 

 

Recuperar a un perro maltratado: claves

Primer paso: movimientos lentos

Un perro que ha sufrido maltrato puede relacionar los gestos bruscos y rápidos con los tristes episodios de violencia sufrida. Camina de forma lenta y cuanto más despacio, mejor. Cuando tengas contacto con el perro que ha padecido abusos, los pasos lentos pueden ayudarte a ganar poco a poco su confianza.

 

Algo sumamente importante es también identificar lo que puede causarle temor o estrés. A través de la observación puedes descubrir la fuente de su ansiedad. El factor estresante puede ser un movimiento, una escalera, un aerosol, un palo, etcétera.

 

Segundo paso: usa un tono de voz suave

Utilizar un tono de voz suave, así como hablar de forma dulce con él, hará que el perro que ha sufrido maltrato se acostumbre a tu voz. 

 

Recuerda que el animal relaciona las voces elevadas con los episodios violentos y que, en consecuencia, tiende a huir para refugiarse cuando escucha gritos o ruidos estruendosos.


 

Tercer paso: proporciona un lugar tranquilo

Los primeros acercamientos deben darse en una habitación tranquila, lejos de ruidos estresantes, donde puedas colocar recipientes con agua y comida y varios juguetes. Aquí la paciencia es clave, pues muchos de estos animales ni siquiera saben qué son los juguetes o para qué sirven los peluches y pelotas que les obsequias. 

 

Coloca una silla donde puedas sentarte y deja que se acerque, huela e inspeccione todo el lugar. Poco a poco podrás interactuar con él, y en todo momento, usa el tono suave.

 

Cuarto paso: premia a tu mascota con largos paseos

Los juegos y caminatas al aire libre suelen ser una de las actividades preferidas por los perros, además de tratarse de un ejercicio esencial para mantener la buena salud del animal. La actividad física ayudará a que el perro que ha experimentado abusos se relaje y libere tensión.

 

Si es un perro al que le aterra la calle o simplemente se rehúsa a salir, es importante (aunque esto depende del tamaño) que lo lleves en brazos y lo hagas sentir protegido. Con el tiempo y conforme el animal se acostumbre a los paseos podrás bajarlo unos segundos, después minutos, y después salir con una correa. 

 

Un perro que ha sufrido episodios de violencia puede pensar en huir: es importante durante los primeros paseos utilizar una correa extensible en todo momento, hasta asegurarte de que conoces al animal y que puedes anticiparte a sus comportamiento inesperados. 

 

La primera vez que sueltes al perro es preferible que sea en lugares acotados, vallados o en áreas caninas de juego, donde pueda correr sin riesgo a extraviarse.

Quinto paso: cumple con una rutina diaria

Contar con un horario fijo en la rutina diaria de tu perro ayudará a que recupere la calma y la confianza.

 

Trata de fijar las horas de los paseos diarios, y empeñate en respetar el horario de comidas: tu perro se sentirá menos despistado y se adaptará mejor a su nueva familia.

 

Es importante designar a una sola persona para que se encargue de los cuidados básicos del perro cuando recién llegue a su nuevo hogar, para tratar de orientarlo y ganar su confianza. 

 

Consejos rápidos

1) Lo más importante es darle a tu perro su comida favorita y alimentarlo adecuadamente.

2) Asegúrate de colocar un collar que sea liviano y no olvides agregar una placa con su nombre.

3) Crea un espacio cómodo para tu perro: coloca una cama junto con almohadas y juguetes.

4) Dale ricos premios para ganar su confianza.

5) Muestra amor y compasión constantes. Acarícialo con delicadeza y juega con él.

6) Ayúdalo a socializar con otros perros; sin embargo, ten cuidado al hacerlo.

7) Entrena a tu perro y dale recompensas cuando haga algo bien.

8) Lo más importante, no lo castigues. Recompénsalo cuando haga algo bien, en lugar de regañarlo si comete un error.

 

Finalmente, construye una relación fuerte con tu perro y haz que se sienta especial, demuéstrale que eres confiable y que puede estar a tu lado sin que le hagas daño. En estas situaciones existen dos panoramas: el perro puede comenzar a confiar instantáneamente en ti o ello puede tomar algo de tiempo

 

Mientras que algunos perros pueden olvidar su pasado fácilmente, otros pueden enfrentar muchas dificultades para superar sus horribles recuerdos. Cualquiera sea el caso, sé persistente para ayudarlo a superar sus miedos pasados ​​y recuerdos desgarradores. Transforma su vida y él hará lo mismo por ti.




Con información de Consumer y Dog Psychologic 


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh