Principal

5 maneras de evitar que tu uso de la tecnología se vuelva tóxico

Time

6 minutos de lectura

La tecnología digital es asombrosa. Todos hemos visto el poder casi mágico que tiene la tecnología moderna, en algunos casos logrando salvar vidas y mejorando radicalmente nuestra existencia. Sin embargo, ese mismo poder, cuando no es bien usado, es también un peligro para la salud humana y la capacidad que tenemos de controlar nuestra atención y conectar humanamente, sin distracciones o mediaciones.

 

La atención humana, nuestra capacidad de concentrarnos a voluntad y dedicarnos de lleno a una tarea, es quizás la facultad más importante que tenemos para desarrollarnos como individuos. Esta capacidad, sin embargo, está siendo amenazada por la tecnología digital fundamentalmente por la razón de que la economía digital, llamada también economía de la atención, tiene como divisa o moneda principal la atención de una persona. En otras palabras, ya no es necesario que una persona compre algo -ya no es necesario que sea un "consumidor"-; ahora es suficiente con que pase tiempo involucrado en una aplicación y con esto genere datos -los usuarios generan valor para una compañía de tecnología-. Esto hace que se diseñen y programen aparatos y aplicaciones para ser cada vez más efectivos (incliuso adictivos) en la captura de la atención de los usuarios. Es por esto que debemos incorporar medidas en el uso cotidiano de nuestros teléfonos o en nuestra navegación en línea.

 

1. Infórmate y entiende cómo y para qué están siendo diseñadas las palataformas y aparatos digitales

Es importante darse cuenta de que muchos de los aparatos y aplicaciones que usamos tienen como propósito capturar nuestra atención y hacernos pasar la mayor cantidad del tiempo usándolos, para lo cual se sirven de todo tipo de trucos de marketing e incluso aplican conocimientos de neurociencia. El ex empleado de Google, Tristan Harris, compara los smartphones con las máquinas tragamonedas de apuestas. Como esas máquinas, nuestros aparatos nos hacen pensar que siempre podemos recibir un mensaje que nos va a dar placer, que nos va a hacer sentir bien. Checar el mail o el newsfeed de Facebok es similar a tirar una moneda para esperar ganar algo o recibir algo que nos alegre. Esto se debe al sistema de dopamina del cerebro, el cual genera este neurotransmisor cuando esperamos recibir un placer, especialmente cuando no estamos seguros de que lo vamos a recibir y solamente creemos que existe una posibilidad. A esto un biólogo de Stanford lo llama "la magia del tal vez", y tanto los casinos como las apps corren con este programa. Para entender el sistema de dopamina, su relación con la tecnología y en general los efectos que tiene la tecnología digital en la atención, te recomendamos este artículo.

 

2. Aségurate de programar todos los días una actividad para cultivar tu atención libre de interrupciones

Ya que la tecnología digital, con sus constantes notificaciones, nos obliga al multitasking y a la atención dividida, debemos conscientemente contrarrestar sus efectos. Una buena forma de hacer esto es todos los días practicar una actividad que nos oblige a desconectarnos y concentrarnos. Podemos meditar, caminar o correr (u otro ejercicio), o incluso leer un libro, pero hacerlo siempre con la intención de concentrarnos del todo en la actividad, de no interrumpirla por el periodo que hemos decidido previamente. Esto ayuda a reentrenar el cerebro, crear hábitos positivos y liberarnos de la tiranía del sistema de fáciles recompensas de la tecnología digital que hackea nuestro sistema de dopamina. 

 

3. Utiliza la misma tecnología a tu favor

Hoy en día existen numerosas aplicaciones conscientes de los problemas del sobreuso de la tecnología. Por ejemplo, la app f.lux cambia el color de la pantalla en la noche para evitar la luz azul que afecta los ciclos de melatonina y te avisa en cuántas horas vas a despertarte (para que apagues la computadora en la noche). Una app como Calm es evaluada por sus usuarios como altamente efectiva para cultivar el hábito de la meditación y el mindfulness. Y hay numerosas apps que monitorean tu tiempo en línea y te avisan cuando estás pasando demasiado tiempo en ciertos sitios, e incluso bloquean algunos (como Facebook, por ejemplo). Aquí puedes ver una lista de 6 apps que te ayudan a dejar de procrastinar y perder el tiempo en línea.

 

4. Haz ayunos intermitentes o detox digitales

Recientemente algunos investigadores han notado que hacer ayunos intermitentes, dejar de comer por 12 horas o más, puede tener efectos benéficos para el cerebro. Lo mismo puede ser cierto en el caso de la tecnología digital que llena nuestro cerebro de estímulos. Intenta realizar cada tanto un día sin usar el Wi-Fi o una semana sin Facebook, o puedes también ponerte horarios. Por ejemplo, no checar tu mail más que una vez en la mañana. Existen reportes de que estos detox digitales producen bienestar en las personas que los realizan, los llevan a conectar con los demás de otra manera y cuando regresan a conectarse, suelen hacerlo con mayor conciencia y cuidado.

 

5. Activismo tecnoconsciente

Uno puede cultivar hábitos conscientes para evitar el uso excesivo de la tecnología, pero muchas personas no acceden comúnmente a información que les avisa de los problemas que pueden surgir por dicho abuso. Ya que la tecnología digital es ubicua y es distribuida sin ninguna advertencia -a diferencia, por ejemplo, del tabaco o el alcohol- mucha gente adopta el uso de aparatos y aplicaciones sin reflexión o protección alguna. Por ello es importante compartir información relevante en torno a los efectos negativos del uso indiscriminado de la tecnología (aquí puedes ver algunos estudios), y no sólo porque sea importante ayudar o alertar a los demás, sino porque vivimos en un mundo interdependiente y si vivimos en una sociedad donde los individuos pierden capacidad de pensar críticamente o de poner atención, eso nos afecta a nosotros. Así las cosas, es importante empezar también a exigir a las compañías de tecnología que programen y diseñen sus aparatos y sus plataformas de tal manera que tengan en mente la salud de los usuarios y no sólo ganar la mayor cantidad de dinero. En este sentido existen personas, como Tristan Harris, que están liderando un movimiento para hacer tecnología más consciente (puedes checar el sitio Time well spent). Harris mantiene que la tecnología debería diseñarse para mejorar la calidad de la comuniación, no para aumentar la cantidad. Harris propone algo que debería discutirse en el futuro, un código hipocrático para programadores y diseñadores.


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh