Principal

6 tips básicos para el cuidado de las plantas

Time

4 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Recomendaciones básicas para el cuidado de las plantas

Las plantas pueden ser un gran elemento de decoración en tu casa, además de que tienen la capacidad de limpiar las energías negativas, brindar más luz a tu espacio, e inclusive pueden absorber el calor. Ante todo, debes elegir lo que a ti te gusta y ser muy consciente de que las plantas sí requieren cuidados y deben ser tratadas con respeto. 

 

Elige la mejor de acuerdo con la luz de tu hogar 

¿Las plantas que decidiste comprar son las que realmente deberían estar en tu hogar? ¿Tu hogar puede proveer la luz y el ambiente necesarios para que crezcan en las perfectas condiciones? Tal vez no te hayas preguntado esto anteriormente, pero es buena idea que antes de que decidas comprar una planta, verifiques bien si la luz de tu hogar es la ideal. 

 

Si el sol es intenso a través de las ventanas, agrega una cortina transparente para difundir la luz. Por supuesto, las cactáceas y algunas suculentas como el aloe vera pueden manejar una luz solar más brillante y directa. No quieres sobreexponer ni subexponer a ninguna planta a la luz solar. 

 

Averigua la compatibilidad que tienes con las plantas 

Tal vez te gusten muchísimo las plantas, pero tienes un estilo de vida bastante complejo y atareado. ¿Pasas poco tiempo en tu hogar? Entonces necesitas plantas como las suculentas o cactáceas, las cuales no requieren tantos cuidados. Por otro lado, si tienes mucho tiempo libre, puedes optar por las orquídeas o helechos. 

 

Te puede interesar: Elige una planta de acuerdo con tu personalidad

 

Menos agua es más 

Es mucho mejor que tus plantas tengan poca agua a que tengan demasiada. Cuando las riegas de más, básicamente se pueden pudrir en cuestión de días. No pienses tanto en el rigor de los días en los que debes regar tus plantas, más bien hazlo cuando lo necesiten. 

 

Revisa primero la tierra para asegurarte de que esté seca al menos 5 centímetros por debajo de la superficie. Si la tierra tiene un color oscuro, se siente húmeda y se pega a tu dedo, por el momento tu planta tiene suficiente agua.

 

La frecuencia con la que riegas también cambiará a lo largo del año. Las plantas necesitan menos agua en el invierno, cuando crecen más lentamente, los días son más cortos y la luz solar es menos intensa. Si el calor está encendido y el suelo se seca más rápido, es posible que necesiten un poco más de agua.

 

Te puede interesar: La manera correcta de regar tus plantas

 

Eleva los niveles de humedad 

Mantener el clima adecuado para tus plantas en el interior de tu hogar es una de las mejores maneras de ayudarles a crecer. La mayoría de las plantas tropicales, helechos y orquídeas prefieren una humedad alta y una luz de brillante a moderada e indirecta. Rocía estas plantas con agua filtrada. Durante los meses secos del invierno, agrupar las plantas similares ayuda a crear un microclima más húmedo. Un humidificador también puede servir.

 

No utilices químicos 

Está bien no usar el fertilizante. Demasiado fertilizante puede hacer más daño que bien. Las plantas de interior tienden a no necesitar fertilizantes tan a menudo como las plantas de exterior. Si decides fertilizar tu planta, es mejor hacerlo durante la temporada de crecimiento (desde principios de la primavera hasta principios del otoño) y seguir la regla general: "menos es más". La mayoría de los fertilizantes comprados en las tiendas deben diluirse con agua antes de usarlos.

 

Elige un distribuidor que sea confiable 

Trata de adquirir tus plantas en los viveros locales y tiendas especializadas o floristerías. Comprar en un lugar con expertos significa que pueden responder todas tus preguntas. A la mayoría de las personas que venden o trabajan con plantas les encanta hablar de ellas.

 

Evita las grandes tiendas departamentales y los supermercados donde las plantas se almacenan generalmente en sótanos o lugares oscuros. Revisa tu planta para ver si tiene hojas amarillas, moho polvoriento, manchas extrañas, puntas marrones o tallos débiles, ya que estas son señales de que la planta no está saludable. Apuesta por el verde.


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh