Principal

Para ayudar al planeta, es necesario consumir menos carne roja

Time

5 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Por qué la industria de alimentos es tan contaminante

  • Check
  • Impacto ambiental por los incendios forestales

Las redes sociales son famosas por inundarse del tema del momento, el famoso trending topic. En las últimas semanas, miles de personas se unieron al #prayforamazon, muchos incluso mientras devoraban un filete en la cena.

 

La deforestación ocurre a tasas sin precedentes e insostenibles y la producción de carne que produjo ese filete es un contribuyente significativo a esta destrucción. Entonces, aunque los incendios dan miedo (son trágicos, no se puede minimizar su devastación), son sólo una parte de un problema más grande.

 

Las estadísticas sobre deforestación son impactantes. Territorios del tamaño de Los Ángeles se agotan anualmente en la Amazonía. Y a pesar de saber que la supervivencia de la selva amazónica es necesaria para el planeta, la deforestación no se detiene. El Instituto Nacional de Investigación Espacial de Brasil (INPE) dice que la cantidad de tierra amazónica que fue deforestada en julio de 2019 representó un aumento de casi 300% sobre la deforestación en junio de 2018.

 

La pérdida de árboles provocó un aumento del 80% en incendios este año, según el INPE, lo que lleva a un círculo de destrucción de la selva tropical. Esto se debe en parte a que cuando los árboles se van, los climas se secan, lo que hace que las áreas sean más susceptibles a los incendios; sin embargo, este año fue relativamente húmedo, lo que despertó las sospechas de expertos ambientales. Éstos concluyeron que los recientes incendios (9 mil en una semana) probablemente fueron provocados por agricultores y ganaderos, que simplemente quieren limpiar la tierra de manera eficiente.

 

Si la deforestación continúa a este ritmo habrá graves consecuencias para el medioambiente y, a su vez, para el ser humano. El Amazonas es uno de los "sumideros de carbono" o áreas naturales más grandes del mundo que eliminan el dióxido de carbono de la atmósfera. Cuanto más dióxido de carbono, más rápido se calienta el planeta. 

 

Según el Instituto de Recursos Mundiales, si la deforestación tropical fuera un país, ocuparía el tercer lugar en emisiones de dióxido de carbono (detrás de China y Estados Unidos). Además, si sólo se pierde de 10% a 20% más de bosque, algunos expertos dicen que se secará y se transformará en sabana. Si eso sucede se perdería lo que se conoce como los "pulmones de la Tierra", y esto podría suceder mucho más rápido de lo que piensas. El 17% de la selva amazónica ha sido talada en los últimos 50 años, por lo que se deduce que, dada la estadística del 10-20% mencionada anteriormente, podría destruirse por completo en los próximos 50 años.

 

¿Dónde está la carne en todo esto? 

La deforestación tiene muchas causas (tala, producción de aceite de palma, minería y perforación, expansión urbana, etcétera); alrededor de 2/3 de las tierras deforestadas en todo el mundo están despejadas para la agricultura y la ganadería. Para ejemplificar aún más que este es un problema creciente, la cantidad de ganado en Brasil se ha triplicado en las últimas 3 décadas.

 

Transformar la tierra deforestada en pastoreo de ganado es particularmente malo para el medioambiente porque no sólo se arrancan los pulmones de la Tierra, sino que son reemplazados con rumiantes que producen gas metano (vacas que eructan y defecan), un indudable contribuyente al calentamiento global. Es como perder un pulmón y empezar a fumar.  

 

Según el New York Times, las emisiones mundiales de metano también se han duplicado en los últimos 10 años. Y aunque no son la única causa de las emisiones de este gas, de acuerdo con algunas estimaciones, las vacas flatulentas y otros factores relacionados con la agricultura animal representan el 44% del metano mundial.

 

El cambio climático realmente es, como dice Al Gore, "una verdad incómoda". No sólo es necesario renunciar a la conveniencia real (por ejemplo, todo lo plástico), también es necesario renunciar a cosas como el consumo de carne roja. Esta acción no es factible para todos, pero la realidad es devastadora e impulsa a la reflexión. Disminuir el consumo de carne de res en la medida de lo posible no sólo tiene un impacto medioambiental, sino también de salud. 

 

Con sólo un poco, ayuda. Según un estudio publicado en la revista Scientific Reports, si cada estadounidense redujera su consumo de animales terrestres en un 25%, las emisiones globales de efecto invernadero se reducirían 1%. Puede no parecer mucho, pero es una reducción significativa. 

 

Para 2050, el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático dice que es necesario asegurarse de que las emisiones estén entre un 40% y 70% por debajo de lo que fueron en 2010, y al reducir el consumo de carne roja podría alcanzarse la cifra requerida. Y aunque esto puede ser más un sacrificio para algunos que para otros, se puede ver de una manera más clara: la carne de res no es más necesaria que el aire para respirar.

 

Con información de Well + Good


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh