Principal

Nutre fácilmente la tierra de tus plantas y jardín

Septiembre 18, 2019

Time

Menos de 5 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • El café no altera el pH del suelo de tu jardín

  • Check
  • Cómo utilizar material orgánico para tu composta

Empeña tu auto sin tener que dejarlo

Para tener un jardín saludable y productivo, es importante cuidar la calidad de la tierra, su componente principal. Muchas personas no consideran la calidad de la tierra al iniciar un jardín y tampoco toman en cuenta que el suelo agota sus nutrientes y materia orgánica después de algunas temporadas de crecimiento. La mejor manera de mantener el suelo productivo es enmendarlo y reponerlo constantemente.

 

Afortunadamente, hay maneras de mejorar el suelo a bajo costo o incluso sin gastar dinero. Echa un vistazo a lo que hay en tu cocina y empieza a nutrir tu jardín hoy mismo. 

 

Café molido usado

Hay muchas maneras de usar café molido en el jardín. Se pueden utilizar como mantillo (capa superior del suelo), para agregar un poco de nitrógeno, atraer gusanos e incluso puede alejar a las babosas, aunque aún se realizan estudios sobre si es la abrasividad del suelo o la cafeína lo que las ahuyenta.

 

No te preocupes por la acidez del café que afecta el pH del suelo. Se ha demostrado que a medida que el café se descompone, el pH se neutraliza. Por lo que sí debes preocuparte es por la cantidad de café que pondrás. A medida que el café se seca, forma una cáscara crujiente que no permite el paso del agua. Usa café molido con moderación, el exceso mézclalo con tu composta. Revisa si los filtros para café que utilizas son biodegradables, y de ser así, agrégalos a tu mezcla.

 

Hojas de té usadas

Espolvorea las hojas de té usadas alrededor de la base de tus plantas, especialmente a las que les gusta la acidez, por ejemplo, jitomates y rosas. Las hojas de té contienen los tres nutrientes principales (nitrógeno, fósforo y potasio), así como algunos oligoelementos. Espolvorea las hojas usadas en el suelo y rasca suavemente. Por supuesto, también puedes agregar hojas de té a tu composta.

 

Otra buena forma de utilizar bolsas de té usadas es para cubrir los agujeros de drenaje en las macetas, pues sostienen la tierra mientras permiten que drene el exceso de agua. Algunos de los nutrientes se eliminarán con el agua, pero de esta manera son más los que se aprovechan.

 

Recortes de césped

Al podar, puedes utilizar la hierba fresca en tu jardín. El césped es alto en nitrógeno (alrededor del 10%), lo que lo convierte en un buen elemento para la composta. Mézclalo con hojas secas y tendrás buen abono en pocas semanas. También puedes usar recortes de césped como mantillo. No es atractivo, pero aporta nitrógeno y potasio al suelo. 

 

Se aplica la misma precaución que con el café molido. Una capa demasiado gruesa se convertirá en una estera viscosa y desagradable. En lugar de tirar el césped al suelo, déjalo secar durante 1 o 2 días y luego espolvorea una capa delgada alrededor de las plantas para cubrir el suelo. Repite este proceso y eventualmente tendrás una capa de mantillo protector que se descompone lentamente.

 

Agujas de pino

Las agujas de pino, o paja de pino como a veces se le llama, no agregan mucho en cuanto a nutrientes, pero son una gran forma de materia orgánica y pueden hacer maravillas para aflojar suelos pesados. Las agujas más viejas caen naturalmente de los árboles de hoja perenne en el otoño. Como ya están secas, simplemente puedes rastrillarlas y extenderlas alrededor de tus plantas o en el jardín.

 

Si te preocupa que las agujas de pino eleven el nivel de pH del suelo, no te preocupes porque el efecto es mínimo y, como sucede con el café molido, temporal. Siempre puedes usarlas cerca de plantas que les gusta el ácido, como las azaleas y los arándanos.

 

Periódico y cartón

Es probable que tengas un montón de periódicos y cartones. En lugar de llevarlos al reciclaje, úsalos como base debajo de mantillos orgánicos. Ambos son maravillosos para evitar malas hierbas y retener la humedad. Incluso podrías extender una gruesa capa de periódico o una hoja de cartón sobre el césped existente y luego cubrirlo con tierra, para crear una cama de siembra instantánea.

 

Corteza y aserrín

Cuando sea momento de podar, tritura tanto como sea posible las ramas que quites. También puedes llevarlas a triturar a algún aserradero o pedir las que éstos generan, pues normalmente las regalan. Ten cuidado al incluirlas en tu composta, a menos de que sepas de dónde provienen, pues podrían incluir herbicidas y otros productos químicos que no deseas en tus plantas.

 

Con información de The Spruce


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh