Principal

Cómo ser un consumidor responsable

Time

Menos de 3 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Es importante considerar todas las fases de vida de los productos antes de comprar

  • Check
  • Al comprar productos locales reduces la huella ecológica

El inicio del 2020 marcó una nueva era ecológica: ¡no más bolsas de plástico en los establecimientos comerciales de la Ciudad de México! ¡Por fin!

 

Los esfuerzos por mejorar el planeta deben ser de todos, la suma del trabajo de todas las personas, especialmente por entender la magnitud del problema y para hacer conciencia. 

 

Según cifras de la Sedema, en la CDMX se generan alrededor de 13 mil toneladas de basura diarias; de éstas, 8 mil 600 toneladas se envían a rellenos sanitarios y sólo mil 900 se reciclan.

 

Los esfuerzos de las empresas desde hace varios años no han disminuido, pero es necesario ver la otra cara de la moneda: el consumo es también fundamental en este cambio. En tus manos está la oportunidad, como consumidor, de realizar una compra responsable.

 

En lo que las grandes organizaciones resuelven cómo hacer su participación más amigable con el planeta, tú puedes hacer tu parte, por pequeña que te parezca, y puedes disminuir la huella ecológica un poco más cada día. 

 

Para hacerlo, debes tener en cuenta todas las fases de vida del producto: la producción, el consumo y los residuos. Al elegir entre dos o más opciones al realizar tu compra, elige el que tenga menos empaque y revisa que éste sea biodegradable y/o hecho de material reciclado.

 

Revisa las etiquetas y elige los productos hechos en México, y si es un mercado local aún mejor, porque tienes la seguridad de que en transporte la huella es mucho menor que la de los productos importados, además de que apoyas el crecimiento económico nacional. 

 

Al elegir productos orgánicos no sólo le haces un bien a tu salud, también a tu paladar, porque los sabores no tienen comparación. De esta manera, te aseguras de tener un producto que no contaminó la tierra y el agua con el uso de químicos durante su cultivo.

 

La Unión Europea trabaja ya para colocar en las etiquetas de los productos la huella ecológica de cada uno; así será más fácil tomar una decisión de compra responsable. Hasta entonces, existen hábitos que el consumidor puede seguir para reducir el impacto, pequeños cambios en tus opciones de compra que pueden ser positivos para tu salud y para la capacidad del planeta de producir alimentos.

 

Con información de Consumer 


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh