5 alimentos que te ayudan a cuidar la salud de tu vagina

Harmonía / 2017-06-07

La vagina es una de las zonas más delicadas del cuerpo, ya que los cambios en su pH pueden ocasionar irritaciones e infecciones. Por ello es importante mantener una higiene adecuada, así como evitar el uso de ropa muy ajustada y de productos químicos que produzcan alteración en su pH natural.

 

Además es recomendable consumir alimentos que ayuden a regular la microbiota vaginal, la cual está compuesta por bacterias benignas, responsables de combatir aquellos patógenos que son perjudiciales. A continuación te recomendamos algunas opciones que puedes incluir en tu dieta diaria.

 

Yoghurt natural

El consumo diario de yoghurt natural aporta a tu organismo los probióticos naturales que son esenciales para preservar la microbiota y mantener el equilibrio del pH vaginal. De esta manera, ayudas a evitar las infecciones bacterianas que ocurren cuando no hay una cantidad suficiente de bacterias buenas y cuando el pH se altera. 

 

Arándanos rojos

Sus propiedades antioxidantes los convierten en un alimento protector de la salud, ya que combaten los radicales libres y tienen la capacidad de estimular la eliminación de toxinas que generan enfermedades. 

 

En el caso específico de la vagina, el consumo de arándanos contribuye a estabilizar el pH natural y fortalecer la respuesta inmunológica contra los virus que ocasionan infecciones, tanto en esta zona como en el sistema urinario.

 

Quinoa

Además de ser una fuente vegetal de proteína, la quinoa contiene cantidades importantes de magnesio, fósforo y manganeso, que ayudan a evitar la resequedad vaginal.

 

Chía

La fibra y los ácidos grasos esenciales que aportan estas semillas favorecen la eliminación de sustancias de desecho que se albergan en el colon, y así se evita la proliferación de bacterias como la Candida, responsable de gran parte de las infecciones vaginales.

 

Ajo

Bien conocido por sus propiedades contra las infecciones, el ajo es bueno para la salud de todo el organismo, y en el caso del cuidado vaginal, destaca porque ayuda a combatir microbios y hongos. Lo ideal es consumirlo crudo para aprovechar al máximo los beneficios que aporta.

 

Por otro lado, te recordamos que es importante consumir una adecuada cantidad de agua al día, ya que ayuda a conservar el moco cervical, facilita la lubricación de la zona vaginal y mantiene el pH regulado.

 

Finalmente, ten presente que parte importante de la prevención es la consulta periódica con tu ginecólogo, así como la práctica responsable de la sexualidad, al usar preservativo para evitar la transmisión de enfermedades e infecciones.

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

¿Qué medidas preventivas llevas a cabo para cuidar tu salud vaginal?

Te podría interesar

Te podría interesar