Principal

Sobrevive al cambio de escuela e inicia el ciclo con el pie derecho

Time

5 minutos de lectura

A lo largo de tu vida como estudiante, vas a pasar por diferentes escuelas. Los cambios más drásticos suelen ser al pasar al bachillerato y, sobre todo, a la universidad. En esta etapa, tus amigos de toda la vida y tú tomarán rumbos distintos al elegir diferentes profesiones, así que deberán separarse y llegar a nuevas escuelas donde cada uno escribirá una nueva historia.

 

Estos cambios suelen acarrear cierta dosis de estrés y nerviosismo, pero si los enfrentas con una buena actitud y sigues los sencillos consejos aquí descritos, puedes hacer que ese nuevo ciclo escolar te deje gratas experiencias y grandes amigos, además de todo el conocimiento que vas a adquirir.

 

1. Adáptate con tiempo a tu nueva rutina

Un cambio de escuela puede implicar también modificaciones en el horario de clases o en la distancia que debes recorrer para llegar desde tu casa. Así que, días antes de que arranque el año escolar, planifica la hora en que deberás ir a dormir, levantarte y estar listo para salir y llegar a tiempo.

 

Si durante las vacaciones acostumbras desvelarte y despertar tarde, procura tomar la última semana de descanso para adaptarte a la rutina escolar. Ve a dormir a una hora adecuada y levántate temprano. Además, sería muy bueno que hicieras un par de ensayos para medir el tiempo que tardas en llegar a tu nueva escuela. Así evitarás llegar tarde el primer día.

 

También es importante que consideres qué tan cerca o lejos está tu nueva escuela para que decidas si vas a ir a pie, en bicicleta, en coche o en transporte público. Elige la mejor ruta para hacerlo sin complicaciones y así llegar siempre a tiempo.

 

2. Revisa que todo esté listo

Cuando llegas a la etapa del bachillerato y la universidad, la mayor responsabilidad de preparar lo necesario para tus clases recae en ti y ya no tanto en tus papás. Así que procura hacer una lista con los materiales, libros y accesorios que necesites y adquiérelos con tiempo suficiente, para que no estés con prisas un día antes.

 

La noche anterior al primer día de clases, deja todo preparado (incluso la ropa que planeas usar) para que no se te vaya a olvidar nada. Así te rendirá más la mañana y podrás darte tiempo para desayunar con calma. 

 

3. Arma tu horario y organiza tus útiles escolares

En cuanto tengas el horario de clases que te corresponde, anótalo en un lugar donde no se te olvide y lo tengas siempre presente y a la mano. Procura organizar cada noche las cosas que vas a utilizar al día siguiente; contempla las clases que te tocan y ubica dónde se encuentran los salones donde se imparte cada clase, para que evites retrasos. 

 

4. Sé tú mismo y compórtate con respeto

Ser aceptado en la escuela y hacer amigos es importante, pero para lograrlo no debes fingir ser lo que en realidad no eres. El mejor consejo es que seas tú mismo; compórtate de manera auténtica, sin tratar de quedar bien, y dirígete a todos (estudiantes, profesores, personal administrativo, de limpieza, etcétera) con educación y respeto. 

 

Observa a los demás sin prejuicios y busca acercarte a quienes te parezcan más confiables o te transmitan buena vibra. Poco a poco te darás cuenta de cómo son tus compañeros y con quiénes podrías entablar una amistad. Incluso podrías llevarte sorpresas y terminar como el mejor amigo de alguien que al inicio no te dio muy buena impresión o no te cayó tan bien. 

 

No temas a tomar la iniciativa. Si ves a alguna persona que te parece amable, inicia tú la conversación. Si se muestra receptiva continúa la charla, y si no, no te sientas mal y busca a alguien más con quien hablar. Es así como pueden surgir las amistades, al interactuar con los otros y ver qué tan compatibles son contigo.

 

5. Súmate a las actividades extracurriculares

Las escuelas de nivel bachillerato y universidad suelen ofrecer una amplia variedad de actividades extracurriculares, ya sean deportivas, artísticas o culturales, así como cursos de idiomas. 

 

Inscribirte a una o varias es una excelente idea, tanto para complementar tu aprendizaje o practicar tus hobbies como para conocer más personas y hacer amigos con intereses similares a los tuyos.

 

6. Cuida tu alimentación

En los colegios suele haber cafeterías o islas de comida, pero la mayoría de las opciones son de comida rápida o alimentos procesados, como botanas, galletas y bebidas azucaradas. Así que lo ideal es que lleves tus propios alimentos hechos en casa.

 

Puedes preparar bocadillos y almuerzos saludables que incluyan frutas, verduras, cereales y proteína. Algunas opciones pueden ser un sándwich, yogurt con nueces y arándanos, fruta picada o ensaladas y verdura con sal, limón y chile.


 
7. Disfruta de esta nueva etapa

Lo más importante es que inicies el ciclo con una buena actitud. Deja a un lado el estrés y los nervios y piensa en todo lo bueno que va a surgir de tu estancia en esa nueva escuela. 

 

Aprenderás muchas cosas nuevas, darás un paso más para alcanzar tus sueños profesionales, enfrentarás y superarás nuevos retos y, lo mejor, en esta etapa podrías encontrar a los que se convertirán en tus mejores amigos para toda la vida. No por nada, el bachillerato y la universidad son de las mejores épocas de la vida.


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh