Principal

Sobrevive a los intercambios de regalos navideños

Time

Menos de 5 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Consejos para hacer de los intercambios una buena experiencia

  • Check
  • Recomendaciones para elegir los regalos

Con diciembre llega la temporada más festiva del año y entre todos los festejos de fin de año se encuentran los intercambios navideños, que se dan entre amigos, familiares y compañeros de trabajo (estos últimos suelen ser los más complicados).

 

Si eres de los que aman la Navidad y los regalos, participar en los intercambios puede ser una experiencia agradable para ti. Pero si, por el contrario, eres un espíritu grinch, estos eventos podrían sacarte canas verdes.

 

Para evitar que cualquiera de estos intercambios se vuelva una mala experiencia, puedes seguir los siguientes consejos.

 

Si no quieres participar, dilo claramente

Pocas cosas hay peores que tener que hacer las cosas sin la motivación de hacerlas, simplemente por obligación. 

 

Así que si realmente no deseas participar en alguno de los intercambios a los que te inviten y consideras que, más que algo agradable, se convertirá en una mala experiencia que preferirías no vivir, no pasa nada si te niegas a participar.  

 

Sí, tal vez haya quienes piensen que eres un grinch y amargado, pero ¿acaso importa lo que los demás opinen de ti, más aún cuando son personas con las que prácticamente no convives? Aprende a decir “no” sin sentirte culpable.

 

Ve el lado positivo

Este punto aplica especialmente para aquellas personas que no son muy afectas a participar en los intercambios. 

 

Piensa que al hacerlo vas a tener un momento para convivir en un ambiente relajado con tus compañeros de trabajo, para volver a reunirte con esos amigos a los que has dejado de frecuentar por la falta de tiempo, o para convivir y reforzar los lazos con tus familiares.

 

Además, si tu familia es numerosa, piensa que al hacer un intercambio sólo deberás comprar un regalo, y no uno para cada familiar. Tu cartera lo agradecerá.

 

Rango de precio de los regalos

Para evitar desilusiones y disgustos cuando alguien da un regalo increíble y recibe algo que no le gusta y que pareciera haber sido comprado al último momento en el supermercado, lo ideal es establecer un rango de precios que no sea muy amplio, y que todos los participantes se comprometan a respetarlo. 

 

Intercambios temáticos

Cuando no conoces bien a todos los participantes del intercambio, por ejemplo, cuando incluye a todos los de la oficina o a esos familiares a los que sólo ves en estas fechas, lo ideal es hacer un intercambio temático, ya sea de libros, películas, tazas o prendas (suéteres, calcetines, bufandas, etcétera), por mencionar algunos ejemplos.

 

De esta manera, todos se evitan tener que averiguar lo que le gusta a la otra persona, si es que no la conocen bien y no saben cuáles son sus gustos.  

 

Opciones de regalo

Otra alternativa es que, una vez que se establece el rango de precio, cada participante dé tres opciones de regalo o al menos la idea del tipo de cosas que le gustaría recibir. Así, aunque la otra persona no sepa lo que le gusta y lo que no, podrá darse una idea del tipo de regalo que debe buscar.

 

Regalos genéricos

En caso de que el intercambio no sea temático y no se den opciones de regalo, lo mejor que puedes hacer es ajustarte al presupuesto establecido y buscar opciones de regalo lo más genéricas posible.

 

Evita regalar cosas personales en las que hay una enorme variedad de gustos, como son perfumes, libros, discos y películas, pues lo que te encanta a ti puede no gustarle a los demás. 

 

En estos casos, las tarjetas de regalo de las tiendas departamentales o de Amazon son una gran opción, o bien, tarjetas para pagar servicios como Netflix y Spotify, o para descargar apps y contenido en las tiendas de Apple y Android.

 

Otra alternativa es que encuentres la manera de averiguar qué le gusta a la persona a la que le vas a dar el regalo, para tener una idea de qué podría ser de su agrado.

 

Respeto a las reglas del juego

Lo divertido de los intercambios es la sorpresa de saber quién te va a regalar. Por eso, los participantes deben evitar preguntar y comentar con los demás quién es la persona que les tocó, si no, desde días antes de que se realice ya todo mundo sabrá quién le dará regalo a quién y así todo pierde el encanto y la diversión. 

 

Disfrútalo

Si ya decidiste participar en el intercambio, lo peor que puedes hacer es amargarte y verlo como algo negativo (en tal caso, lo mejor es negarse desde el principio). 

 

No importa a quién te haya tocado regalarle, esmérate por conseguir algo que sea de su agrado y disfruta de la experiencia. 

 

Te puede interesar: 5 consejos para no terminar el año en quiebra


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh