Principal

Consejos para educar niños independientes

Time

4 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Consejos para fomentar la independencia en los niños

  • Check
  • Actividades que pueden realizar para ser más independientes

Aunque a los dos años tu pequeño todavía depende de ti para casi todo, existen algunas cosas que puede hacer por sí mismo a partir de esta edad. 

 

Por pequeñas que sean, es importante que empiece a hacerse cargo de estas tareas, ya que así comprenderá la importancia de ser independiente. Si no sabes por dónde empezar, checa estas opciones.

 

1. Crea situaciones en las que deba tomar decisiones. No tienen que ser temas complejos, sino los más sencillos. Por ejemplo, puedes preguntarle con cuál de las verduras que preparaste prefiere acompañar su guisado, o si quiere agua de uno u otro sabor. También puede elegir el libro que quiere que le leas o decidir si prefiere ir al parque o quedarse a jugar en casa. 

 

2. Permite que cambie de página cuando le leas un libro. Es algo muy simple, pero el objetivo de hacerlo es que el niño se sienta parte de la actividad al ser él quien marca el ritmo de la lectura, en lugar de sentarse pasivamente mientras tú lo haces por ellos.

 

3. Deja que decida qué ropa quiere usar. Aunque la mayoría de los niños aprenden a vestirse solos hasta que tienen alrededor de cinco años, desde pequeño puedes dejar que tu hijo elija su atuendo diario. También deja que colabore a ponerse algunas de las prendas que seleccione, como los calcetines o a abotonar su camisa, para que poco a poco aprenda a hacerlo por sí mismo. 

 

4. Pídele que te ayude a cocinar. En sus primeros años de vida, los niños quieren imitar las actividades de sus padres. Aunque tu pequeño no puede hacer la mayoría de las cosas que hacen los adultos, como lavar la ropa o preparar la comida, sí puedes dejar que te ayude a realizar cosas simples, como colocar su ropa en la lavadora o poner las verduras picadas en un tazón de ensalada. De lo que se trata es de que se sienta parte de las actividades familiares.

 

5. Haz que sean responsables por mantener ordenados sus juguetes. Para esto es recomendable tener un mueble, cajón o caja que sea exclusivo para colocar los juguetes. Para evitar que se sienta como una tarea aburrida, usa tu imaginación y explícale que él es como el rey o reina de sus juguetes y por lo tanto es responsable de su bienestar, por lo que debe asegurarse de que siempre estén en su lugar, para que no se pierdan o se dañen. Así, tu hijo aprenderá que todo lo que saque de ahí debe volver a su lugar cuando termine de usarlo.  

 

6. Asígnale tareas sencillas. Enséñale a tu hijo que las tareas del hogar se dividen entre toda la familia al asignarle algunas labores que vayan de acuerdo con su edad, como ayudar a poner la mesa o recoger los trastes sucios, guardar sus juguetes, ayudar a doblar y guardar su ropa, regar las plantas y colocar alimento en el plato de la mascota.

 

7. Motívalo a dibujar y realizar manualidades. Además de que estas actividades cultivan su creatividad y benefician su salud mental y emocional, realizarlas le ayuda a saberse capaz de crear cosas con sus propias manos, lo cual ayuda con el sentido de independencia.

 

8. Permite que se lave los dientes solo. Aunque después debas dar una segunda lavada para asegurarte de que sus dientes quedaron bien limpios, deja que tu hijo lo haga por su cuenta para que aprenda el proceso adecuado para la limpieza bucal y para que sea autosuficiente. 

 

9. Déjalo discutir. Si su hijo se enfrasca en una discusión con otros niños, ya sean sus hermanos, primos, amigos o compañeros de escuela, dale un poco de espacio para ver si puede resolver eso por sí mismo. Esto le ayudará a aprender a debatir y dar argumentos, a comprender que los demás también tienen sentimientos y a aceptar que no todos piensan exactamente de la misma forma que él. Si el problema no se resuelve, puedes intervenir para mediar y aconsejar, pero aún así permitir que los niños trabajen juntos para encontrar una solución.

 

10. Elogia sus esfuerzos. No se trata de sobrevalorar cada cosa que hace, pero sí de reconocer cuando hace algo por sí mismo (en especial cuando lo hace por primera vez) con el fin de motivarlo. Felicítalo cuando, por iniciativa propia, haga algo como recoger sus juguetes o llevar sus trastes sucios al fregadero. 

 

Con información de Fatherly


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh