Principal

Enfrentar una infidelidad afecta tu salud en todos los aspectos

Time

3 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • La forma en que una infidelidad afecta el bienestar

  • Check
  • Consecuencias físicas adversas que tiene la infidelidad

Uno de los mayores temores de las personas enamoradas es que su pareja las engañe y les sea infiel, debido al gran dolor que esa experiencia ocasiona, al ver que la confianza y el amor fueron traicionados. 

 

El estrés emocional que puede ocasionar una infidelidad es uno de los sucesos más traumáticos en la vida cotidiana. Es una experiencia que desencadena emociones devastadoras, como la tristeza profunda que puede derivar en depresión, ira, ansiedad, así como la pérdida de la autoestima y de la confianza en el futuro.

 

Sin embargo, los efectos adversos que ocasiona la infidelidad de la pareja no se quedan en los ámbitos emocional y psicológico, pues una vivencia tan traumática como esta también tiene consecuencias en la salud física, de acuerdo con un estudio publicado en Journal of Social and Personal Relationships.

 

La autora del estudio, Rosie Shrout de la Universidad de Nevada, explica que, de acuerdo con la teoría del estudio, la persona engañada experimenta un fuerte estrés emocional y psicológico, que podría conducirle a realizar conductas riesgosas para su salud, como tener relaciones sexuales sin protección, consumir drogas, abusar del alcohol, comer compulsivamente o dejar de comer. 

 

Para realizar la investigación se entrevistó a 232 estudiantes universitarios, con una edad promedio de 20 años, quienes habían sido víctimas de una infidelidad en los últimos 3 meses, en relaciones con una duración promedio de 1.76 años.

 

Los resultados obtenidos indican que los efectos psicológicos de la infidelidad, como la aparición o incremento de depresión y ansiedad, se relacionan estrechamente con un aumento en la tendencia a adquirir hábitos perjudiciales para la salud.

 

Así, las personas que experimentaron un mayor estrés psicológico y emocional luego de ser víctimas de una infidelidad tuvieron un número mayor de conductas de riesgo, como consumir alcohol y drogas, comer menos o no comer para nada, tener sexo bajo influencia de las drogas o el alcohol, o hacer ejercicio de manera desmedida.

 

Por otro lado, en el organismo de las personas anímicamente afectadas aumenta la producción de unas sustancias llamadas catecolaminas, que elevan la presión arterial e incrementan la frecuencia cardiaca, lo cual aumenta el riesgo de sufrir daños coronarios e infartos cerebrales, entre otros problemas graves.

 

Además, las emociones negativas que se desencadenan hacen que disminuya la producción de sustancias como la dopamina, la serotonina y las endorfinas. Esto tiene como consecuencia una sensación de malestar y de desinterés, que afectan el sueño, el apetito y la actividad física.

 

Al término del estudio, los investigadores coincidieron en que los efectos de la infidelidad podrían ser diferentes en las parejas de mayor edad, con relaciones más largas, que incluso están casados, viven juntos o tienen hijos. Así que el siguiente paso será examinar este tipo de relaciones en estudios futuros para determinar el rol que juega la infidelidad en parejas de larga duración.

 

¿Alguna vez has enfrentado una infidelidad? Comparte en los comentarios de qué manera te afectó y cómo lograste superarla.

 

Con información de Psyciencia


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh