Principal

La empatía como herramienta para fortalecer tu punto de vista

Time

3 minutos de lectura

¿Te has encontrado en una discusión en la cual se presentan dos puntos de vista rígidos? ¿Un debate en el cual difícilmente se encuentra una zona de común acuerdo? Si tu respuesta es sí, quizás la empatía te ayude a aproximarte al tema y lograr buenos resultados. 

 

La empatía es la habilidad de imaginarte las condiciones por las que transita y ha pasado la persona con la que discutes. Por ejemplo, situarte en un estrato social alto, medio o bajo, y en el género, intereses y comunidades a los que pertenece la otra persona.

 

Trae a tu mente alguna situación en la cual, quizás después de la exposición de numerosos argumentos por ambas partes, no se consigue avance en dirección alguna. La discusión termina y salvo la presentación de los puntos de vista, no hay ningún avance puesto que tu contraparte no comparte ni adopta tu punto de vista.

 

En las disputas se tiende a poner mayor atención a los aspectos negativos del criterio opuesto, lo que ciega a los posibles beneficios de esa manera de pensar. Ya que escuchaste todos los argumentos que defienden un punto de vista, cuentas con más utensilios para investigar y abordar otra perspectiva y a lo mejor lograr que ceda terreno.

 

Toma unos minutos para imaginarte en el contexto social, familiar y económico del otro. Date cuenta de que las circunstancias que rodean a tu contraparte son las que determinan su visión sobre el tema en cuestión. Incluso pregunta directamente qué lo conduce a pensar así. Puede que su entorno afecte su percepción, que lo lleve a generar ese tipo de pensamientos y a experimentar diversas emociones que lo orillan a querer fortalecer o inclusive imponer dicha postura. La razón más probale es que el otro considera que cierta posición protege sus intereses en general y que la visión opuesta actúa como detrimento o supresión de lo que este individuo considera como importante.

 

 

Ahora que has imaginado el porqué de su razonamiento, contrástalo contra tu experiencia y con honestidad resalta los puntos favorables a su óptica. Manifiéstalos y hazle saber que comprendes cómo puede él o ella obtener beneficios por actuar conforme a su postura. Sin embargo, comunícale que no todas las personas se verán beneficiadas por adoptar su línea de pensamiento.

 

Como ya comprendes que su percepción tiene aspectos positivos y se lo comunicaste, ahora invítalo a imaginarse cómo sería vivir la vida de alguien en condiciones distintas a las suyas. Después, juntos elaboren una postura nueva, donde cada vez se tome en cuenta a más individuos, a más estratos sociales, a más tipos de familia, etc. En otras palabras, creen una visión compartida donde los beneficios puedan compartirse por más personas, ambos incluidos. 


El objetivo de utilizar la empatía en una discusión es que le regala la posibilidad al otro de ponerse en los zapatos de alguien más. Lo haces a partir del ejemplo, puesto que tú mismo lo demuestras y sirves como una clase de espejo. Reflejas la capacidad de la contraparte para ampliar su conocimiento del tema al imaginar otros escenarios. Así se enriquece su postura y a lo mejor se abre la puerta para que, desde una nueva óptica, considere la viabilidad de tu punto de vista.


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh