Solsticio de verano 2017: el día de mayor energía del año

Harmonía / 2017-06-19

El año solar está marcado por cuatro grandes hitos: el equinoccio de primavera, el solsticio de verano, el equinoccio de otoño y el solsticio de invierno. Estos son los cuatro puntos que marcan el cambio de estación y registran los puntos más significativos del curso del Sol en relación a la Tierra. Este 20-21 de junio ocurrirá el solsticio de verano en el hemisferio norte y el solsticio de invierno en el hemisferio sur. En el hemisferio norte tendremos el día más largo y luminoso del año y lo opuesto en el sur, con el inicio del invierno y el día más corto.

 

La fecha exacta del solsticio de este año es a las 4:24am, tiempo universal, del 21 de junio (11:24pm del 20 de junio, tiempo de la Ciudad de México). Este es el punto en que el Sol alcanza su más alto grado de declinación norte. De aquí toma el evento su nombre: "solsticio" significa "sol quieto" (sol + sistere: quedarse quieto, en latín), una alusión a la impresión que deja el Sol de quedarse quieto en el cielo justo por encima del trópico de Cáncer, en lo que cambia de dirección. 

 

Tradicionalmente, en el solsticio de invierno se celebra una fiesta de fertilidad, un culto a la luz y a la vitalidad. Es la fecha también de la cosecha en algunas culturas donde se lleva a fruición lo realizado. Se considera que es el día de máximo esplendor o el heraldo del esplendor. Y ya que el Sol es la fuente de vitalidad de la naturaleza, la disponilidad de tanta luz solar suele pensarse como un punto de máxima energía que permitirá a las personas atesorar esta energía para prepararse para el otoño y el invierno --esto es tanto en el plano material, reuniendo las cosechas, como en el plano espiritual--.

 

Estos cuatro marcapasos del año solar son también grandes oportunidades para meditar sobre nuestra relación con el cosmos y buscar acercarnos a la naturaleza para entrar en consonancia con los ritmos que han favorecido a la evolución por milenios. La luz del Sol es fundamentalmente aquello que marca los ritmos y el reloj biológico (cronobiología) de la mayoría de los seres vivos, así que este día podemos agradecer al astro y buscar apreciar y conectar con su energía, que a fin de cuentas es la nuestra.

 

Si quieres hacer una meditación aprovechando este fenómeno, entra aquí.

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Te podría interesar

Te podría interesar