¿Quieres aprender a perder el miedo? Esto es lo que debes hacer

Harmonía / 2018-01-25

Es obvio que el miedo puede llegar a paralizar la vida de una persona e interponerse en la satisfacción de sus deseos y felicidad. Pero decir esto es mucho más fácil de lo que es superar los miedos y ser capaces de afrontar retos y, como si fuere, internarse en lo desconocido. Debido a diferentes factores ambientales, psicológicos y demás, las personas suelen estar encadenadas a sus hábitos y les puede ser muy difícil cambiar.

 

La forma más obvia de superar miedo es identificando lo que produce miedo y afrontarlo, al menos de una manera compartimentalizada, pero el truco está en lograr que una persona se someta voluntariamente al horror que le puede producir enfrentar su miedo. Para ello, necesita tener significado y motivación. Encontrar motivación y significado en la vida es una cosa compleja, pero en gran medida tiene que ver, por una parte, con realmente darse cuenta de la importancia que tiene actuar y, por otro lado, asumir responsabilidades. En este caso se debe hacer énfasis en que, aunque uno pueda vivir más o menos cómodamente evitando enfrentar las cosas que nos producen temor, no hacerlo nos impedirá crecer, estar en paz y lograr lo que realmente queremos. En realidad, nunca podremos ser felices y libres si no hacemos ciertas cosas que nos cuestan mucho trabajo y son en primera instancia desgradables. El individuo debe ser consciente de que lo que se está jugando en esto es la vida entera, todo, en realidad.

 

Por otro lado ayuda saber que, como señala el psicólogo Jordan Peterson, cuando una persona es capaz de afrontar sus miedos, algo mejor aún que perder el miedo a cierta cosa ocurre. La persona se vuelve valiente y, en general, capaz de afrontar cualquier situación. Peterson señala que en los casos clínicos primero se despliegan las cosas a las que una persona le teme y se reflexiona sobre lo que podría suceder si eso ocurriera; luego se descomponen en apartados más pequeños que pueden ser manejables, y después se busca que el individuo se enfrente a estas cosas. Los resultados son que el miedo en sí no se extingue, ya que la vida siempre nos hará enfrentarnos con cosas que nos generan miedo de alguna manera, pero cambia el significado: uno voluntariamente enfrenta esos miedos, y eso hace toda la diferencia. Según Peterson, cuando un estresor o una situación difícil es enfrentada de manera voluntaria, esto cambia el sistema psicofisológico mediante el cual se lidia con esa situación. Se utiliza uno de desafío y reto, el cual produce distintas sustancias químicas en el cuerpo y no uno defensivo o de huida, lo cual a la larga incluso afecta al sistema inmune. 

 

Peterson señala que conocer tus limitaciones y debilidades y aún así tomar la decisión de ir hacia lo desconocido es uno de los secretos de una buena vida. A fin de cuentas el miedo, lo desconocido, lo difícil, es lo que nos permite transformarnos y, arquetípicamente, vivir el camino del héroe.

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Conoce nuestra guía de experiencias originales, divertidas y gratuitas para este 14 de febrero.