Desapégate del mundo material con este mudra

Harmonía / 2017-08-07

La vida es hermosa y está llena de sorpresas maravillosas, pero también hay sorpresas que no nos gustan tanto, y en ocasiones la vida puede parecer complicada. De hecho, cuando sufrimos en general la vida suele parecernos insoportable, pero el sufrimiento es una oportunidad de transformarnos y corregir el rumbo. Es decir, si algo te hace sufrir, significa que te está indicando que hay una lección por aprender. En general el sufrimiento y la prolongación del sufrimiento tienen que ver con la necesidad de dejar ir aquello que nos lastima, aquello que ya no queremos, aquello que no nos es útil para vivir en plenitud. Sin embargo, muchas veces preferimos aferrarnos a lo conocido que dejarlo ir.

 

Existe un mudra, es decir, una postura de los dedos de las manos, conocido como padma mudra o el mudra de la flor de loto. Su nombre se inspira en esta flor, que es un símbolo de la belleza que surge del lodo y flota apacible y hermosa en la superficie. En el budismo la flor de loto simboliza la sabiduría que emerge del lodo de la ignorancia y las emociones negativas que conlleva, como el deseo, el miedo y el apego.

 

Te puede interesar: Conoce el significado de cada dedo al hacer un mudra

 

El padma mudra:

 

  • Incrementa la fortaleza de tu corazón y ayuda a calmar la mente.
  • También favorece al sistema inmune, brindándole balance.
  • Te ayuda a reconectarte cuando te sientes aislado.
  • Contribuye a recargarte de energía cuando te sientes agotado.
  • Te hace sentir amado cuando crees que no has sido correctamente apreciado.
  • Abre la energía de tu corazón y te ayuda a liberar el amor hacia otros seres.
  • Ayuda, durante el duelo, a dejar ir aquello que te lastima.

 

Para realizar el padma mudra:

  • Junta tus manos frente a tu corazón con los pulgares apuntando hacia tu pecho.
  • Las palmas y dedos se tocan.
  • Luego extiende tus dedos índice, medio y anular como una flor de loto que se abre.
  • Inhala y exhala profundamente.
  • Concéntrate en las sensaciones del anahata chakra o el chakra del corazón.
  • Inhala aquello que te mortifica, y exhala alivio y libertad.

 

Recuerda que muchas veces no podemos cambiar ciertas circunstancias a nuestro alrededor, pero podemos utilizarlas para desarrollarnos. En ese sentido, las personas difíciles y las experiencias difíciles son también aliados en nuestro camino espiritual.

 

Con información de Yoga Journal

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

¿Conoces algún otro mudra? ¿Lo practicas?