Cómo amarte más (aun cuando otros no lo hagan)

Harmonía / 2018-08-06

¡Bienvenido al movimiento del amor propio! Es un concepto difícil de asimilar, pues es probable que desde pequeño te hayan enseñado a asumir que poner tu bienestar como prioridad en tu lista es un acto de egoísmo. ¿Cómo puedes amarte a ti mismo en un ambiente tóxico y deprimente?, ¿cómo puedes amarte más si no tienes ejemplos positivos?

 

El deseo de ser amado y aceptado es la añoranza más profunda del ser humano. Un reto inevitable a lo largo de la vida –entre padres que se alejan, jefes abusivos y amigos que decepcionan– es recordar que eres amor y que mereces todo el amor. 

 

El amor propio se trata del perdón absoluto, la aceptación y el respeto por quien eres realmente, incluidas todas tus sombras. Cuando te amas, te cuidas, honras tus limitaciones, escuchas tus necesidades y respetas tus sueños lo suficiente como para luchar por ellos. Cuando te amas, tu felicidad, tu salud y tu realización son de vital importancia porque te das cuenta de que sin ese amor por ti mismo, nunca serás capaz de amar a las demás personas.

 

Aquí hay algunos tips para que lograrlo sea más fácil:

 

1. Aprende a discernir y decir “No, eso no es verdad”. Vas a escuchar muchas cosas en tu camino, algunas dichas de forma consciente y otras, de manera inconsciente. Te dirán que tu cuerpo no es lo suficientemente delgado, que tu cara no es bonita o que tu personalidad no es encantadora. Incluso te harán creer que cometer errores es inaceptable, que cuidar de ti mismo es egoísta, etc. Sin darte cuenta, estas percepciones negativas contaminan tu mente y afectan tu opinión de ti mismo. Para aprender a discernir estas creencias, hay que acostumbrarse a cuestionar todo. Sí, puede ser algo cansado, pero también muy necesario para disipar toda esa basura mental. La verdad siempre se basa en el amor incondicional.

 

2. Sé tu propio mejor amigo. ¿Eres tu propio enemigo mortal? Si le hablaras a otros como te hablas a ti mismo muchas veces, ¡no tendrías amigos! Estás contigo mismo 24 horas al día los 365 días del año, con toda la felicidad y el dolor que eso conlleva. Por eso tiene sentido ser tu propio mejor amigo. Tu vida sería mucho más fácil.

 

3. Cambia la forma en que percibes tus defectos. En lugar de ver la culpa, los celos, el enojo, el miedo o la tristeza como una terrible maldición, tómalos como una oportunidad para crecer. Cada vez que alguien te critique o haga énfasis en alguna de estas manifestaciones de tu sombra, aprovecha para trascender esa sacudida inicial del ego y da un paso más allá. Agradece el aprendizaje que te puede traer visualizar tus defectos desde otra perspectiva.

 

4. Aprende a amar todo lo que surja. Juzgarte es la antítesis del amor propio. Una práctica muy potente (aunque nada sencilla) es adquirir el hábito de amar lo que es. Esto incluye absolutamente todo, desde lo más bonito que hay en ti hasta lo más incómodo de aceptar. Empieza contigo mismo y pronto podrás aplicarlo con los que te rodean, ¡es muy liberador!

 

5. Domina el arte del cuidado personal. Dedica unos minutos cada día para conectar con tu cuerpo y explorar sus necesidades. Tal vez estés cansado y necesites más horas de sueño, puede que te duelan los músculos y quieras hacer estiramientos, o que simplemente necesites disfrutar de una buena comida. Pueden parecer prácticas muy fáciles, pero se encargan de enviar un mensaje poderoso a tu inconsciente: ¡te estás cuidando!

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

¿Practicas el amor propio?

¿Qué otras formas te funcionan para ejercer el auto amor?

Te podría interesar: