5 tips para evitar la depresión de Fin de Año

Paulina Sánchez / 2017-12-27

Dicen que diciembre es el mes en el que más personas cometen suicidio. Como dato interesante, en realidad este hecho coincide con la primavera. Aun así, el clima frío, los recuentos de acontecimientos a lo largo de años que a veces no son fáciles, las preocupaciones financiaras y las expectativas no cumplidas pueden provocar tristeza y mayor tendencia a la depresión en invierno. Para lidiar mejor con esos malestares emocionales, pon en práctica estas estrategias y así podrás celebrar las fiestas con ánimo y con muchos motivos para esperar todas las bondades que están por venir para ti.

 

1. Planea con antelación

Aunque la espontaneidad es una cualidad muy valiosa cuando se trata de sorprender a tu pareja con un detalle, tu vida agradece que le des un poco de orden en el día a día. No se trata de planear al pie de la letra cada segundo y, mucho menos, de generar expectativas exigentes e inalterables ante los posibles resultados de tu planeación. La idea es organizarte, tener metas claras y saber por qué deseas hacer lo que planeas. Las ventajas de esto incluyen, entre otras cosas, la reducción de estrés por incertidumbre y evitar que tus metas se desvanezcan en el aire o fallar en el cumplimiento de tus obligaciones. Por ejemplo, si este año piensas cambiar de auto y hacer un viaje, lo ideal será planear la mejor manera de distribuir tus ingresos entre pagos y ahorros. Calcula la fecha para la cual deseas tomarte unas vacaciones y pregunta por el precio de los modelos de auto que te interesan. Si haces un plan financiero podrás ahorrar lo suficiente para, a partir de la primavera, darte ambos gustos sin tener que sacrificar alguno.

 

2. Olvídate de ser perfecto

Las reuniones familiares que se llevan a cabo en estas fechas pueden provocar gran angustia por diversos motivos. Desde encontrar los regalos perfectos hasta organizar una cena que a todos agrade y en la que todos se diviertan puede resultar abrumador. Luego viene el Año Nuevo y comienza la presión por cumplir los propósitos. Tranquilo. Respira. Lo primero que debes hacer para relajarte es dejar de mirarte a ti mismo y voltear a ver a los otros. Agradecer las bendiciones que tienes –desde el poder reunirte con tu familia hasta darte gustos materiales como la oportunidad de comprar regalos o los ingredientes de una cena abundante– te recordará que lo importante no es que todo sea perfecto, sino simplemente el vivirlo. Transmite a tus seres queridos ese gusto por los grandes regalos de la vida y verás que todos la pasarán genial.

 

3. Déjate sentir

La mercadotecnia nos dice que en estas fechas todos debemos estar felices y sentirnos plenos. También nos hace pensar que no cumplir con esas expectativas de alegría es como no disfrutar “adecuadamente” de las fiestas. No obstante, hay años en los que las cosas no salen como esperábamos. Quizá te quedaste sin trabajo o perdiste a un ser querido. Date la oportunidad de llorar esas pérdidas pues lo cierto es que no hay forma adecuada o única de sentirse durante las fiestas. Hay quienes tienen motivos para celebrar; otros, no tanto. Lo importante es compartir ese sentir con algún ser querido que pueda escucharte y ayudarte a salir adelante.

 

4. Ejercítate durante el invierno

Tal vez al estar de vacaciones o tener visitas te sea más difícil hacer entrenamientos intensos como los que sueles realizar el resto del año. Aun así, caminar durante 35 minutos al día o simplemente mantenerte activo te ayudará a sentirte más animado. Recuerda que el ejercicio ayuda a liberar estrés, reduce la culpa por las comilonas, mejora el estado de ánimo, baja los niveles de cortisol en la sangre y ayuda a liberar hormonas como serotonina y dopamina que te hacen sentir mejor.

 

5. Concéntrate en lo que verdaderamente importa

Las reuniones familiares pueden resultar abrumadoras. Los regalos no siempre son de tu gusto. Puede ser que no encuentres algunos de los ingredientes de la cena. Quizá estés atorado en el tráfico por largos ratos. Es posible que suceda todo esto en estas fechas, pero ninguna de estas situaciones es verdaderamente relevante. La oportunidad de ver un ciclo más cumplirse, convivir con quienes amas, mantenerte sano, tomar unos días de descanso y tomarte tiempo para ti es lo relevante. Disfruta el recalentado, acurrúcate con tu pareja, ve una película mientras te deleitas con un chocolate caliente y comparte con quienes menos tienen. El hecho de poder hacer todo esto te recordará lo afortunado que eres y lo mucho que debes agradecer y celebrar.   

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Te podría interesar: