5 lecciones que aprenderás durante un retiro espiritual

Harmonía / 2018-07-12

Participar en un retiro espiritual puede ser una experiencia compleja, sobre todo si lo haces por primera vez. Obviamente, una de las cosas que más detienen a la gente para unirse a uno es el tiempo que deben pasar sin hablar y sin contacto con el mundo exterior, y más aún si el retiro dura mínimo 7 días.

 

No obstante, animarte a vivir esta experiencia es una de las mejores decisiones que puedes tomar cuando buscas conectarte contigo mismo y con tu entorno a través de la meditación. Cada persona es diferente y aprenderá lo que tenga que aprender, pero existen puntos de contacto donde las experiencias se unen en un tronco común.

 

Estos aprendizajes son los que seguramente alcanzarás si decides hacer un retiro espiritual de al menos 1 semana de duración:

 

1) Para conectarte contigo, debes desconectarte del ruido. Este es el comienzo, y por eso es lo más complicado. Permanecer en silencio y escuchar los pensamientos propios hasta vaciar la mente de ellos no es fácil. Quedarse en silencio y rodeado de él puede ser angustiante en ocasiones. Pero poder sentarte en quietud es una experiencia poderosa. Un retiro es una oportunidad única en la vida moderna que permite llegar al centro de ti mismo, en un mundo gobernado por la superficialidad.

 

2) La persona que eres no está lejos de la que quieres ser. No debería sonar trillado, porque es verdad, pero la solución a tus problemas, el motor de tus intereses y el camino para llegar a donde deseas está completamente en ti y no a tu alrededor. Te llenará de gratitud descubrir esto por ti mismo. En lugar de moverte hacia tus dudas y temores, esa gratitud te dará la felicidad necesaria y la fuerza suficiente para transformarte en la persona libre que quieres ser.

 

3) Es vital encontrar tu propia verdad. Conectado al punto anterior, las respuestas están en ti, sólo hace falta que las descubras, que las vuelvas a aprender, porque el budismo dice que el conocimiento ya forma parte de ti pero el problema es que lo olvidas. Durante el retiro, seguramente te preguntarás "¿Qué es lo que realmente quiero hacer con mi vida?". Esa pregunta detonará todo y te llevará a nuevas áreas de tu pensamiento que, por supuesto, tendrás tiempo de explorar.

 

4) La moderación es hermosa. Esta experiencia hará que te des cuenta de que necesitas frenar tu ritmo de vida y salirte de la vorágine de eventos que te rodean y que te llevan como en un carrusel a lugares donde muchas veces no quieres ni necesitas estar. Comprenderás que la calma y la meditación son una pieza fundamental de tu desarrollo, no sólo en el interior sino también en el exterior, con el impulso y velocidad con que te enfrentas al mundo.

 

5) La comunicación es más que palabras. Y de vuelta al comienzo, justo antes de llegar al final de tu retiro, te darás cuenta de que todo ese silencio que sentías abrumador se ha convertido en tu mejor herramienta comunicativa, y que en el mundo las palabras no son el único medio por el cual se pueden transmitir los deseos, las emociones y las sensaciones. Es posible que a partir de entonces sientas conexiones más profundas con personas que incluso apenas conozcas. Date la oportunidad de continuar con ese flujo natural de transmisión de emociones. Eso también es comunicación que parte desde lo profundo de ti.

 

Con información de yogajournal.com 

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Te podría interesar: