Principal

3 formas sencillas para sentirte más feliz

Time

Menos de 3 minutos de lectura

Si la felicidad te parece un objetivo lejano que sólo alcanzarás cuando logres algo que todavía no tienes, lee estos consejos para sentirte mejor como parte de tu rutina diaria.

 

¿Habrá algún objetivo mayor en la vida que ser feliz? Los caminos son muchos: hay quienes priorizan el éxito profesional; otros, el desarrollo personal y algunos más, la evolución espiritual. Piénsalo: ya sea que se trate de ésas o de cualquier otra aspiración, al final todas se fundamentan en el deseo de ser más plenos y felices.

 

Lo paradójico es que, en la búsqueda de la felicidad, se pasan los instantes, los días e incluso la vida entera, porque no se alcanza a cocinar por completo esa receta de la felicidad. Quizá puedas reconocer pensamientos como: "cuando tenga trabajo", "cuando tenga dinero", "cuando encuentre pareja", "cuando tenga hijos", "cuando compre casa", etc. El caso es que se piensa que la felicidad ocurre cuando logras algo que todavía no tienes.

 

Si te suena familiar, no dejes de leer. Hoy quiero compartirte tres maneras sencillas en las que, más allá de tus planes y todo lo que tengas que hacer para concretarlos, puedes gozar del momento y aumentar tu dosis de felicidad cotidiana.

 

1. Apaga el piloto automático
Seguramente te ha pasado que al manejar por un trayecto conocido, de pronto estás en un punto del camino al que no sabes ni cómo llegaste. La mente es así: ante la inercia de la rutina, apaga los sentidos porque ya no necesitan estar alerta. Pero el yoga enseña que tú controlas la mente, y no al revés. Así que actívate incluso en las tareas que haces a diario. Permite que algo en tu recorrido habitual te sorprenda por la vista, percibe ese olor que te encanta cada mañana, escucha tu música favorita, saborea un antojo, consiéntete a ti y a los demás.

 

2. Reconoce tus pequeños logros
Hay una frase famosa que dice que un camino de kilómetros empieza por un paso. Lo mismo sucede con las metas que te planteas. El consejo es que no te evalúes por el avance que llevas en el gran plan, sino en los avances paulatinos. Por muy simples que parezcan, son un paso más en tu desarrollo y si lo celebras, verás que es una herramienta muy poderosa para sentirte mejor con más frecuencia.

 

3. Honra tu esencia
Atrévete a descubrir qué te motiva de verdad. Si notas que toda la semana deseas que llegue el viernes porque no te gusta tu trabajo o sientes constante añoranza de otros estilos de vida, es tiempo de hacer un cambio. Así de fácil y contundente. Elegir la congruencia es la mejor decisión que puedes tomar.


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh