Principal

El camino hacia la paz interior está en cuidar de ti

Time

Menos de 4 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Pasos a seguir para cuidar de ti mismo

Cuidar de ti es sumamente importante. No solamente de tu familia, tus amigos y tu casa; si no te cuidas a ti mismo, ¿cómo podrás hacer cosas por los demás? El autocuidado no solamente se refiere al aspecto físico, a tu dieta o qué tanto ejercicio haces. De hecho, va mucho más allá de eso. El autocuidado real es aquel donde cultivas el conocimiento, proteges tu alma, tu mente y cuidas los pensamientos y emociones que puedan surgir. 

 

Entre tantos deberes del día, tal vez se te olvide prestar un poco de atención a tus propias necesidades. Esto suele ocurrir mucho más cuando tienes hijos o estás casado. Tú mismo te pones en segundo plano, para que todo a tu alrededor funcione de la mejor manera. No está mal que te preocupes y ocupes de los demás; lo que definitivamente no debes hacer es olvidarte de ti, pues necesitas equilibrio y saber cómo protegerte cuando es necesario. 

 

Cómo cultivar el autocuidado 

Conéctate contigo mismo 

El autoconocimiento se trata de tener la habilidad para explorar aspectos de ti mismo con curiosidad por aprender y no por juzgar. Este es el primer paso que debes tomar para cuidar mejor de ti porque, básicamente, si no te conoces no sabrás qué necesitas para estar bien. 

 

Vete de viaje 

Puede ser con tu pareja, familia o amigos, pero lo ideal es que de vez en cuando agarres tus maletas y te lances a la aventura de hacer un viaje solo. Cuando haces esto realmente aprendes mucho de ti, ya que es una oportunidad para pasar más tiempo contigo mismo en un lugar completamente nuevo y con muchas posibilidades de conocer gente nueva, encontrarte con circunstancias que no pensarías y saberlas afrontar solo. 

 

Te puede interesar: Viajar en solitario te llena de experiencias inigualables

 

Acepta 

Agradece y reconoce todo lo que tienes en este momento, lo que eres, lo que has logrado, tus virtudes y también tus defectos. Así tal cual, como son las cosas; eso es aceptación. 

 

Ignorar, rechazar o no querer reconocer cualquier parte de ti, sea buena o mala, es vivir en un estado constante de negación y de no aceptarte tal cual eres, lo que quiere decir que entonces no te conoces y no cuidas de ti mismo. La aceptación te brinda la posibilidad de transformarte, así como las orugas que se convierten en mariposas. Si cultivas el hábito del autocuidado, le abrirás la puerta a la transformación. 

Te puede interesar: Wu wei: Aprende a navegar con las olas de la vida

 

Reconoce tus necesidades 

Toma un par de minutos para reflexionar acerca de esta pregunta: ¿cuánto tiempo pasas preocupado por satisfacer las necesidades de los demás? Por supuesto que esto no es del todo malo, y no se trata de que te conviertas en una persona egoísta, pero sí de que reconozcas todo lo que no haces por ti y empieces a hacerlo. En algunas ocasiones este afán de dar de más a los demás puede ser una señal de que algo te falta en la vida. 

 

Conecta con tus pensamientos

Puede ser un poco difícil dejar ese hábito de ser malo contigo mismo. ¿Recuerdas todas esas ocasiones en las que algo no te salió bien y te dijiste algo como “qué tonto” o cosas peores? Bueno, por más inofensivo que parezca, todos estos pensamientos negativos sobre ti se almacenan en tu cerebro. Es lo mismo que pasa cuando quieres dejar algo o adoptar un hábito nuevo. Tus redes neuronales se cablean para pensar de cierta forma. 


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh