Principal

Conoce la nueva alternativa para combatir la depresión

Time

Menos de 4 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Las personas con depresión ahora son más, principalmente jóvenes

  • Check
  • El nuevo tratamiento requiere menos dosis que los actuales

La depresión aumentó en los últimos años, principalemente en la población joven. La Organización Mundial de la Salud estima que afecta a más de 300 millones de personas en el mundo y que cada año se suicidan cerca de 800 mil, lo que la convierte en la segunda causa de muerte entre personas de 15 a 29 años. Este padecimiento, junto a otras enfermedades mentales, representa un gasto importante en el presupuesto que el gobierno destina para la salud de la población.

 

Ante esa problemática, hace poco más de 5 años, Benjamín García Márquez decidió centrar su trabajo doctoral en torno a las alternativas para atender este padecimiento mental. Se enfocó en desarrollar un fármaco con mayor eficacia que los tratamientos actuales, como la fluoxetina.

 

Para ello, el entonces estudiante de doctorado del Departamento de Farmacología del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) se acercó con los investigadores Martha Sonia Morales Ríos y Benjamín Florán Garduño, con el fin de desarrollar un nuevo tratamiento.

 

El resultado es una patente recientemente aprobada por el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial, sobre una formulación que ayuda a inhibir el transporte de la serotonina.

 

Cuando se padece depresión existe poca disponibilidad de serotonina, un neuromodulador liberado en regiones del cerebro involucradas con el estado de ánimo, como el hipocampo, la amígdala, el área ventral tegmental, el núcleo accumbens, entre otros.

 

A pesar de no tener claras las causas fisiológicas que llevan a la depresión se sabe que a nivel cerebral ocurre un desequilibrio entre las diferentes sustancias neuromoduladoras, como la serotonina, la dopamina, la adrenalina y la histamina, pero es la serotonina la más alterada durante la depresión.

 

En una persona sin esas afectaciones mentales, cuando se realizan las funciones neuronales la serotonina es recapturada por la célula que la secreta, ya sea para degradarla o reutilizarla. Estas proteínas, encargadas de reincorporarla a la célula, son llamadas capturadores.

 

Sin embargo, durante la depresión la cantidad de serotonina es baja, de modo que al reintroducirse a las células, tiene un impacto en el estado de ánimo. Por ello, los tratamientos actuales para la depresión se encargan de bloquear el transporte con la intención de tener más cantidad de serotonina disponible y, en consecuencia, la persona se siente de mejor ánimo.

 

Florán Garduño explicó que la formulación del Cinvestav inhibe las proteínas que capturan la serotonina, "con un efecto mayor al tratamiento más usado para atender la depresión, lo que significa una ventaja competitiva al requerir de menor dosis". El investigador detalla que se trata de imidazolinilindoles.

 

Aunque la patente se creó para combatir la depresión, los investigadores no descartan realizar otros estudios a fin de identificar nuevos usos. "Al ser parte de una familia de fármacos bloqueadores del transporte de neurotransmisores, es posible que tengan efecto en otros trastornos, relacionados con la ingesta de alimentos, por ejemplo", señala el investigador del Cinvestav.

 

Ante el crecimiento en los números de personas, pero sobre todo jóvenes, que presentan depresión, "es necesario atender de manera oportuna esta enfermedad". Florán Garduño indica que al ser mal atendida puede derivar en otros problemas como el consumo de alcohol, drogas duras e incluso intentos de suicidio.


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh