Principal

Eneagrama, una herramienta para conocerte mejor y superarte

Time

7 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Qué es el eneagrama y para qué sirve

  • Check
  • Cómo conocer el eneatipo que te corresponde

  • Check
  • Características principales de los 9 eneatipos

El eneagrama es un método de clasificación de la personalidad utilizado para el autoconocimiento y el desarrollo personal. Es una herramienta de psicología que te ayuda a conocer y entender las características de tu personalidad y la de las personas con las que te relacionas.

 

La palabra eneagrama proviene del griego y se compone de dos partes: enea, que significa nueve, y grama, que quiere decir gráfica. Se trata de un mapa del comportamiento humano que se basa en nueve diferentes eneatipos, o tipos de personalidad, que implican nueve formas distintas de ver, percibir e interpretar la vida, así como nueve formas diferentes de pensar, sentir y actuar.

 

Conocer tu eneatipo te ayuda a conocerte mejor, tanto en los aspectos positivos como negativos de tu personalidad, para incrementar tus fortalezas y trabajar en tus áreas de oportunidad, con el fin de alcanzar una mejor versión de ti mismo. 

 

Te ayuda a crecer y madurar, así como a mejorar tus relaciones interpersonales al tener la capacidad de conocer y comprender a los demás de acuerdo con su personalidad y no a través de la opinión o imagen que te has creado de ellos.

 

¿Cómo puedes conocer tu eneatipo?

En la red existen diversos test que te ayudan a conocer el tipo de personalidad que te corresponde en el eneagrama. En estos enlaces puedes encontrar dos de ellos con las preguntas formuladas en español. Aquí está el test completo, conformado por 135 preguntas; y aquí encontrarás su versión reducida, con 54 preguntas. 

 

Es importante mencionar que cada persona puede presentar rasgos de distintos eneatipos, pero siempre suele haber uno que predomina. Una vez que conozcas el tuyo, la siguiente guía te ayudará a conocer las principales características que lo identifican.

Los 9 eneatipos del eneagrama

Uno: El reformador

Es idealista y tiene sólidos principios. Además es perfeccionista, ético, ordenado, íntegro, meticuloso, estructurado, exigente y moralista. En el lado negativo, puede tener problemas de rabia e impaciencia reprimidas. Su punto ciego es la ira.

 

Se trata de personas éticas y concienzudas, con un fuerte sentido del bien y el mal. Se esfuerzan siempre por mejorar las cosas, pero temen cometer errores. Bien organizados, ordenados y meticulosos, tratan de mantener valores elevados, pero pueden resultar críticos y perfeccionistas. En su mejor aspecto, es un individuo sabio, perceptivo, realista y noble, a la vez que moralmente heroico.

 

Dos: El ayudador

Es una personalidad preocupada y orientada a los demás. Es servicial, cálido, generoso, amigable, complaciente, sentimental y compasivo. En el lado negativo, puede ser manipulador y dependiente, además de que suele tener problemas para cuidar de sí mismo y reconocer sus propias necesidades. Su punto ciego es la soberbia.

 

Se caracterizan por ser personas comprensivas, sinceras y bondadosas; son amistosas, generosas y abnegadas, pero también pueden ser sentimentales, aduladoras y obsequiosas. Desean intimar con los demás y suelen hacer cosas por ellos para sentirse necesitados. En su mejor aspecto, son generosos, altruistas y sienten un amor incondicional por sí mismos y por los demás.

 

Tres: El triunfador

Es una personalidad adaptable y orientada al éxito. Es ejecutor, seguro, práctico, activo, competente y ambicioso. En su lado negativo, puede pecar de afán de protagonismo y vanidad. Normalmente tienen problemas de adicción al trabajo y de competitividad. Su punto ciego es el engaño.

 

Son personas seguras de sí mismas, atractivas y encantadoras. Ambiciosas, competentes y enérgicas, también pueden ser muy conscientes de su posición y estar muy motivadas por el progreso personal. Suelen preocuparse por su imagen y por lo que los demás piensan de ellas. En su mejor aspecto, se aceptan a sí mismas, son auténticas, son realmente todo lo que muestran ser, y suelen ser un modelo que inspira a otras personas.

 

Cuatro: El individualista

Es romántico e introspectivo. Es creativo, hipersensible, artista, original, emotivo e intuitivo. En el lado negativo puede llegar a ser muy intenso y temperamental. Se oculta de los demás porque se siente vulnerable o defectuoso, pero también puede sentirse desdeñoso y ajeno a las formas normales de vivir. Normalmente tiene problemas de autocomplacencia y autocompasión. Su punto ciego es el engaño.

 

Son personas conscientes de sí mismas, sensibles, reservadas y calladas. Son demostrativos, sinceros y personales emocionalmente, pero también pueden ser caprichosos y tímidos. En su mejor aspecto, son inspirados y muy creativos, capaces de renovarse y transformar sus experiencias.

 

Cinco: El investigador

Es vehemente y cerebral. Es observador, reservado, analítico, inteligente, curioso e independiente. En su lado negativo puede ser muy frío y solitario. Se desligan de las cosas, pero son muy nerviosos y vehementes. Por lo general tienen problemas de aislamiento, excentricidad y nihilismo. Su punto ciego es la avaricia.

 

Se trata de personas despabiladas, perspicaces y curiosas. Son capaces de concentrarse y enfocar la atención en desarrollar ideas y habilidades complejas. Independientes e innovadores, es posible que se obsesionen con sus pensamientos y elaboraciones imaginarias. En su mejor aspecto son pioneros, visionarios, suelen estar en la vanguardia y son capaces de ver el mundo de un modo totalmente nuevo.

 

Seis: El leal

Es una personalidad comprometida y orientada a la seguridad. Es leal, responsable, confiable, cauteloso, obediente y comprometido. En su lado negativo puede ser muy escéptico e indeciso. Suelen ser cautelosos, aunque también reactivos, desafiantes y rebeldes. Normalmente tienen problemas de inseguridad y desconfianza. Su punto ciego es el miedo.

 

Son personas dignas de confianza, trabajadoras y responsables, pero también pueden adoptar una actitud defensiva, ser evasivas y muy nerviosas; trabajan hasta estresarse al mismo tiempo que se quejan de ello. En su mejor aspecto son estables interiormente, seguros de sí mismos, independientes, y apoyan con valentía a los débiles e incapaces.

 

Siete: El entusiasta

Es productivo y ajetreado. Suele ser optimista, ingenioso, soñador, divertido, aventurero e hiperactivo. En su lado negativo puede ser rebelde y superficial. A veces quiere abarcar demasiado y suele ser desorganizado e indisciplinado. Por lo general tiene problemas de superficialidad e impulsividad. Su punto ciego es la gula.

 

Son personas versátiles, optimistas y espontáneas; juguetonas, animosas y prácticas. Constantemente buscan experiencias nuevas y estimulantes, pero la actividad continuada les aturde y agota. En su mejor aspecto, centran sus dotes en objetivos dignos, son alegres, muy capacitados y muy agradecidos.

 

Ocho: El desafiador

Es poderoso y dominante. Es protector, líder, asertivo, decidido y poderoso. En su lado negativo puede ser impositivo, impulsivo, controlador y orgulloso. Piensa que debe estar al mando de su entorno y suele volverse retador e intimidador. Normalmente tiene problemas para intimar con los demás. Su punto ciego es la lujuria. 

 

Son personas muy seguras de sí mismas, fuertes y capaces de imponerse. Protectoras, ingeniosas y decididas, en su mejor aspecto usan su fuerza para mejorar la vida de otras personas, pueden volverse heroicos, magnánimos y a veces históricamente grandiosos.

 

Nueve: El pacificador

Es una personalidad acomodadiza y humilde. Es conciliador, tranquilo, adaptable, mediador, relajado y distraído. En su lado negativo suele ser necio y conformista. Puede estar demasiado dispuesto a transigir con los demás para mantener la paz y suele tener problemas de pasividad. Su punto ciego es la pereza.

 

Son personas confiadas y estables. Son afables, bondadosas, se acomodan con facilidad y ofrecen su apoyo. Desean que todo vaya sobre ruedas, sin conflictos, pero tienden a ser complacientes y a minimizar cualquier cosa inquietante. En su mejor aspecto son difíciles de controlar, así que se guían por sus propias convicciones. También son capaces de unir a las personas y solucionar conflictos.

 

Fuente

Vargas, A. (2008). El eneagrama, ¿quién soy? México: Alamah.


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh