Principal

Señales para identificar las malas decisiones

Time

Menos de 5 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • 4 señales que indican que tomaste la decisión equivocada

  • Check
  • Cómo tomar mejores decisiones y en qué momento

Decisiones, decisiones, decisiones. Todo tu día está lleno de ellas. Desde que abres los ojos (hacerlo es ya una decisión) hasta qué comer, cómo vestirte, qué priorizar, etcétera. Algunas de estas opciones tienen consecuencias más grandes que otras: con quién eliges rodearte, dónde vivir o qué carrera seguir, decisiones que pueden tener un gran impacto tanto en tu salud como en tu felicidad. ¿Cómo evitar tomar decisiones que invitan al arrepentimiento, el resentimiento o la erosión del bienestar?

 

Aunque no hay una manera segura de no cometer errores, hay algunas señales que te alertan a cambiar de rumbo antes de que sea demasiado tarde. Debes estar alerta a las siguientes señales que te ayudarán a tomas las decisiones correctas: 

 

Tu instinto lo dice

Los institntos no siempre son acertados, pero si sientes algo extgraño por algo que te pidan o por los riesgos de cualquier decisión, procesa esos sentimientos antes de continuar. La psicóloga clínica Chloe Carmichael asegura que es probable que sientas seguridad al elegir cuando no has resuelto tus conflictos internos.

 

Carmichael recomienda hacer una lista de pros y contras sobre las grandes decisiones. Esto puede ayudarte a conocer tus temores acerca de lo que te espera y evaluar si las amenazas que percibes son realistas. No importa cuán exagerados sean los temores, aclararlos te ayudará a identificar quién eres y qué necesitas. Afinar y aceptar emociones difíciles de sentir, como la ansiedad o el temor, también ayuda a sentirse más arraigado, un componente esencial para tomar decisiones sabias en torno a cualquier aspecto de la vida.

 

Eres muy emocional

Una cosa es estar en sintonía con tus sentimientos, y otra es dejar que guíen el curso de tus decisiones. La consejera y terapeuta de pareja Melody Li asegura que el enojo, la ira, la ansiedad, la tristeza y otras emociones intensas te harán hacer cosas en el momento incorrecto porque te hacen reaccionar en defensa. Aunque las reacciones emocionales están diseñadas para evitar que corras peligro, es mejor dejar que esas emociones se apaguen para hacer compromisos o tomar decisiones que a largo plazo tengan un impacto en relaciones importantes. La terapeuta aconseja disminuir la intensidad de los sentimientos que empañan el juicio con respiraciones profundas. 5 minutos de inhalar y exhalar de forma consciente desencadenan la relajación del cuerpo.

 

El agotamiento te invade

Cuando no duermes de manera adecuada, es más probable que optes por cosas que no son de tu interés porque el cerebro está demasiado agotado para calcular de manera adecuada cualquier riesgo. Dormir poco también limita tu capacidad para concentrarte de manera efectiva. 

 

Confía en la sabiduría del "consúltalo con la almohada" y espera hasta después del descanso para tomar una decisión importante. Una sesión de descanso le permite al inconsciente sopesar, lo que, según una investigación, puede llevar a elecciones más satisfactorias.

 

Lo haces rápidamente

"La necesidad de terminar rápido es a menudo una señal de que algo está fuera de lugar", dice Gina Ryan, coach de ansiedad y experta en alimentación consciente. Sí, esta es una época en la que las respuestas instantáneas están a la par de las actividades en curso. Pero cuando tomas una decisión sin darte el tiempo para procesarlo, sólo te confundes e inquietas más.

 

"Se necesita práctica para romper el hábito de responder de inmediato, pero en realidad es sólo un hábito", dice Ryan. Rómpelo y solicita más tiempo para pensar si lo que ocurre es que alguien te presiona. Cuanto más grande sea la decisión, más tiempo puede llevar reflexionar sobre ella, agrega Carmichael, y señala: "La sensación de inmediatez es buena en cierto modo, porque ayuda a no quedarse atrapado en la indecisión; sólo se requiere aprovecharla y gestionarla".

 

Otra forma de combatir los impulsos es la regla del 10/10/10, propuesta por la escritora de negocios Suzy Welch. ¿Cómo te sentirás con respecto a dicha decisión dentro de 10 minutos, dentro de 10 meses y dentro de 10 años? "Mantener el futuro en mente ayuda a resistir el atractivo de las recompensas a corto plazo que no conducen a una satisfacción duradera", explica Carmichael.

 

No puedes erradicar la incertidumbre. Pero puedes tomar decisiones mejor informadas cuando se trata de cosas importantes en tu vida. Ten en cuenta las consecuencias de determinados cursos de acción, sopesa los pros y los contras de los cambios importantes, consulta a otros y gana distancia de tus prejuicios y emociones para tomar decisiones más saludables. E incluso si la vida no funciona como lo planeaste, Carmichael recomienda acercarse a las grandes elecciones de una manera consciente y cuidadosa para reaccionar sabiamente en lugar de entrar en pánico.

 

Con información de Greatist


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh